Rubi: "El reto es demostrar que hay entrenador para salir de esta situación"

El entrenador del RCD Espanyol, Rubi, en rueda de prensa
RCD ESPANYOL
Publicado 20/12/2018 21:07:08CET

BARCELONA, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

El técnico del RCD Espanyol, Joan Francesc Ferrer 'Rubi', ha reconocido que su reto es demostrar que "hay entrenador" en el equipo para salir del mal momento de resultados, así como hacer creer a sus jugadores en las cosas buenas que han hecho para llegar a ser segundos en LaLiga no hace tanto.

"El cuerpo técnico ha demostrado que podemos valer para este Espanyol. Y ahora, cuando no salen bien las cosas, el reto es demostrar que hay entrenador para salir de esta situación", aseguró en rueda de prensa.

Rubi afirmó que hasta ahora han tenido "un tiempo muy bueno" y ve "seguro" que volverán a vivirlo. "Ahora toca remar. Voy a trabajar para quitar lo negativo lo antes posible, pues tenemos un gran equipo, un gran estadio y ahora toca un momento duro", aceptó.

"Para mí, como técnico, la exigencia es igual cuando ganamos y cuando perdemos. Seguiré animando a los jugadores para que sigan intentando cosas. Tengo la experiencia de que el año pasado, con el Huesca, estuvimos ocho jornadas sin ganar, pero el equipo siguió trabajando con ilusión y conseguimos el ascenso", recordó.

De todos modos, reconoció que no está contento con la situación. "No sé si es bipolar porque hemos hecho una primera parte muy buena y ahora han llegado las derrotas consecutivas. Nos toca pasar un momento duro, pero lucharemos por revertirlo de nuevo", apremió.

"Ganas no faltarán. Intentaremos transmitir tranquilidad porque nos sobra actitud. Queremos que los jugadores no estén más nerviosos de lo que toca", apuntó de cara, también, al partido de este sábado contra el Atlético de Madrid en el Wanda Metropolitano.

Un rival complicado para intentar lograr la que sería la primera victoria después de cinco derrotas consecutivas en LaLiga. "No es fácil reconducir esta dinámica en una Liga durísima, pero intentaremos hacerlo estando al lado de los jugadores. Construimos una idea de juego y nos ha salido bien desde el primer momento", argumentó el técnico catalán.

"Ahora la dificultad es que el jugador no deje de creer. No tenemos ninguna duda. El día del Betis estuvimos mejor que otros partidos. Queremos una victoria para detener esa hemorragia de resultados", sentenció.