Actualizado 08/02/2007 20:08 CET

San Siro encabeza una lista de once estadios donde no se podrán jugar partidos con público

ROMA, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

El estadio San Siro de Milán encabeza una lista de once campos de fútbol a los que no se permitirá la entrada de público a los partidos entre equipos de las Series A y B transalpinas, tras la reunión mantenida hoy entre representantes de la policía, de la Federación Italiana de Fútbol (FIGC) y del Comité Olímpico Italiano (CONI).

Mientras, estadios como el Olímpico de Roma o el Delle Alpi (en la imagen) de la Juventus de Turín en la Segunda División del 'calcio' sí cuentan provisionalmente con el beneplácito de las autoridades italianas que, no obstante, han recordado que continuarán con los análisis de las medidas de seguridad de todos los estadios y que podrían tomarse nuevas decisiones.

Por ahora, se cierran al público las puertas de San Siro, de cara al partido que disputarán el AC Milan y el Livorno, así como los estadios de Bérgamo, Verona, Florencia y Messina, dentro de la Serie A, y las sedes de Brescia, Nápoles, Pescara, Trieste, Lecce y Modena, en la Serie B.

Los encuentros afectados en la máximo categoría del fútbol italiano son el Atalanta-Lazio, que se disputa en Bérgamo, el Chievo-Entierra, en Verona, Fiorentina-Udinese, que se juega en Florencia, el Messina-Catania y el AC Milan-Livorno, en el que los aficionados 'rossoneri' no podrán asistir al presumible debut de Ronaldo.

Por su parte, en la Serie B los encuentros pertenecientes a la vigésimo tercera jornada que no contarán con la asistencia de aficionados son el Brescia-Bari; el Nápoles-Piacenza; el Pescara-Mantova; el Triestina-Treviso; el Lecce-Verona y el Modena-AlbinoLeffe.

Por otra parte, las autoridades también prohibieron la disputa de partidos por la noche tanto en la Serie A como en las categorías inferiores, al tiempo que explicaron que en los próximos días seguirán revisando los estadios.