Publicado 11/09/2020 13:57:49 +02:00CET

El Sevilla comanda el amplio pelotón para la lucha por Europa en la temporada 2020-2021

Lucas Ocampos celebrando un gol con el Sevilla
Lucas Ocampos celebrando un gol con el Sevilla - Rolf Vennenbernd/dpa

MADRID, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Sevilla encabezará a los candidatos que pugnarán por pelear por la cuarta plaza que da acceso a la Liga de Campeones, aunque el conjunto sevillista podría aspirar incluso a más en una pelea por Europa que se vuelve a presentar con muchos candidatos.

Las últimas temporadas se ha podido comprobar que el segundo grupo de equipos que parte en teoría por detrás de los tres favoritos, Real Madrid, FC Barcelona y Atlético de Madrid, cada vez es más numeroso y que la pugna por completar la terna de equipos 'Champions' es cada vez más numerosa.

En este sentido, en la actualidad, el gran favorito para acompañar a madridistas, blaugranas y colchoneros es el Sevilla, flamante campeón de la Liga Europa y al que, visto su rendimiento de los últimos meses, tampoco se le debe descartar para incordiar a los de arriba, aunque está por ver su capacidad para aguantar la dureza de 38 jornadas.

Julen Lopetegui ha aplacado con las dudas que podría haber sobre él y ha formado un bloque que ya ha asumido plenamente su idea. 21 partidos sin perder, la cuarta plaza del año pasado y el título de la Liga Europa deshaciéndose de rivales como el United o el Inter, es la hoja de servicios que permiten al sevillismo soñar para esta campaña, que no comenzará hasta la tercera jornada, previo paso por la Supercopa de Europa.

Además, el buen rendimiento del pasado año y la pandemia han minimizado los casi ya tradicionales numerosos fichajes de los veranos por parte de Monchi, aunque, a falta del cierre, el gaditano ha cerrado dos incorporaciones importantes como Ivan Rakitic y Óscar Rodríguez, más el quedarse en propiedad a Suso y el portero Bono, y mantener, de momento, a piezas claves como Diego Carlos, Koundé y Ocampos, o un Jesús Navas aún con mucha energía. Sin embargo, perderá a una pieza clave como Éver Banega, que puso rumbo a Arabia Saudí.

A partir de ahí, las candidaturas se abren mucho. El Villarreal, quinto la pasada temporada, querrá volver a estar en la terna y para ello ha apostado fuerte, en primer lugar con un cambio un tanto inesperado en el banquillo. Javi Calleja, que salvó al equipo en la 2018-19 y que en esta metió al equipo en Europa, dejó su puesto para la llegada de Unai Emery, que vuelve a la liga española tras su paso por el PSG y el Arsenal.

El técnico irundarra, que en el fútbol español ha conseguido siempre formar equipos competitivos, tendrá a su disposición a una plantilla que se ha reforzado bastante bien, sobre todo en la 'sala de máquinas' con la llegada de Dani Parejo, 'cerebro' del mejor Valencia, y Francis Coquelin. Además, se ha hecho con la cesión del joven japonés Takefusa Kubo, que ya dejó muestras de un talento que ya no saldrá de las botas de Santi Cazorla, una de las bajas.

La Real Sociedad, por su parte, se puso el listón alto con su actuación la pasada campaña, en la que ofreció un fútbol brillante y se clasificó para la Liga Europa y para la final de la Copa del Rey, pese a que sufrió un bajón tras el confinamiento.

El conjunto de Imanol Aguirre ha perdido a uno de sus grandes valores como el cedido Martin Odegaard, pero ha sido capaz de atraer a David Silva para que el canario regrese a España a poner su calidad al servicio de un equipo joven que querrá ser de nuevo protagonista y que mantiene a valores como Oyarzabal, Merino, Isak o Zubimendi.

PROBLEMAS PARA EL NUEVO VALENCIA DE JAVI GRACIA

También rayó a un gran nivel el año pasado el Granada, que pese a ser un recién ascendido, fue capaz de no pasar apuros en ningún momento y de hacerse finalmente con un billete para su debut en Europa. El trabajo de Diego Martínez fue clave para un conjunto nazarí que deberá saber compaginar el jugar tres competiciones y aunque ha perdido a uno de sus puntales, Carlos Fernández, se ha reforzado en ataque con la veteranía de Jorge Molina y en el medio con Luis Milla.

El equipo andaluz fue sin duda la revelación y dejó sin competición continental a un Getafe, donde el trabajo de José Bordalás y su competitividad le hicieron soñar por momentos incluso con la Champions. Los 'azulones' se desfondaron tras el parón, pero se perfilan de nuevo aspirantes con un bloque que sigue liderado por el técnico alicantino pese a los rumores de una posible marcha y en el que han llegado refuerzos ofensivos (Enes Unal y 'Cucho' Hernández).

El Athletic será de nuevo candidato a pelear por los puestos para la Liga Europa, que se le escaparon al final de la pasada temporada. Gaizka Garitano apenas tendrá refuerzos, pero ya conformó un bloque sólido, sobre todo en San Mamés, donde sobresalieron la solidez atrás, la mejor versión del veterano Raúl García, la calidad de Muniain y la velocidad de Iñaki Williams para estar en la zona noble.

La terna de aspirantes a Europa se completa con el Valencia y el Betis. El conjunto 'che' sigue metido en la turbulencia que se generó en el verano de 2019 y que terminó con la marcha de Marcelino García y de Mateu Alemany, claves de los éxitos de la campaña 2018-2019. El año pasado estuvo lejos de los mejores y ahora, con Javi Gracia en el banquillo, sin jugadores importantes como Parejo, Ferran Torres, Rodrigo Moreno o Garay, y sin apenas refuerzos, puede tener complicado estar en la candidatura a la cuarta plaza.

Por su parte, el Betis espera que esta nueva temporada le vuelva a confirmar entre esos aspirantes a Europa tras no poder hacerlo en los dos últimos años a pesar de tener una plantilla para ello. Los verdiblancos estuvieron la pasada campaña más cerca del descenso que de Europa y para evitar otra decepción se agarran al chileno Manuel Pellegrini como director de la nave.

Contador

Para leer más