AMPL.- Motociclismo.- Lorenzo celebra el título en Mallorca y promete volver con un nuevo campeonato

Actualizado 21/10/2010 0:14:01 CET

PALMA DE MALLORCA, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

El flamante campeón del mundo de MotoGP, Jorge Lorenzo, aseguró este miércoles haber conseguido su "sueño" a su llegada a Mallorca, donde fue recibido por una multitud de aficionados al motociclismo, que le agradecieron todo su esfuerzo durante la temporada y el título conseguido hace dos semanas.

El piloto mallorquín ha sido recibido esta tarde en el aeropuerto palmesano de Son Sant Joan por centenares de motoristas que le han seguido en una caravana por las calles de Palma hasta el Consolat de Mar, donde le estaba esperando la afición y el presidente de la comunidad, Francesc Antich.

Lorenzo se ha mostrado muy emocionado durante toda la tarde al ver a los numerosos aficionados que han querido estar con él a su llegada, después de haberse convertido en el segundo español que logra este título. Así, ha reconocido que ha estado "a punto de llorar en varias ocasiones" y que, incluso, se le ha llegado a "caer alguna lágrima".

"Profesionalmente puedo estar tranquilo si no vuelvo a ganar otro título", ha afirmado Lorenzo en la rueda de prensa que ha tenido lugar con posterioridad al acto en el Consolat de Mar. El piloto ha señalado que cuando se viven estos momentos, inevitablemente se quiere volver a repetirlos, por lo que ha apostillado que esta experiencia le servirá para coger "fuerzas" cuando tenga "malos momentos" y "seguir empujando".

En este sentido, el mallorquín ha destacado que, a pesar de haber conseguido llegar a la cima del motociclismo muy joven -23 años-, su "pasión" siguen siendo las motos y que, por tanto, espera seguir compitiendo y "ganar muchos más títulos".

Así, ha destacado que va a intentar conseguir "más victorias", a pesar de que es consciente de que "la competencia es muy fuerte" y de que el camino será "difícil".

El campeón del mundo ha dicho que, aunque tuvo que marcharse de la isla para progresar en su carrera, siempre tendrá a Mallorca "en el corazón" y de hecho ha afirmado que "ojalá" pueda volver a ella en el futuro. "Mi isla es mi isla", ha apostillado.

Lorenzo se ha acordado también de su familia durante sus declaraciones, en la que ha señalado que les tiene presentes en todo momento, a pesar de que durante las carreras prefiere que le sigan desde casa porque es "un poco maniático" y opina que su presencia le distraería en los circuitos.

LA CLAVE, CHICHO LORENZO.

De hecho, ha enfatizado que la "clave" que le ha llevado al éxito del motociclismo mundial ha sido su padre, Chicho Lorenzo, del que ha dicho que profesionalmente se lo ha dado "todo". Así, ha agregado que "es un genio diseñando ejercicios para mejorar el pilotaje".

Lorenzo también ha tenido palabras para sus padres durante el discurso que ha pronunciado desde el balcón del Consolat de Mar a la afición, donde ha apuntado que su padre es "una persona luchadora, con las ideas muy claras, aunque también un poco difícil". "Me ha enseñado todo lo que sé de las motos y de las carreras", ha añadido.

Asimismo, el piloto ha puntualizado que han sabido "aprovechar las oportunidades", además de que siempre ha tenido buenas motos, que no ha tenido muchas lesiones y que "algo de talento" le ha "tocado tener".

El campeón de motociclismo ha reiterado en varias ocasiones que éste título era muy importante para él, especialmente porque lo ha obtenido ganando a Valentino Rossi con la misma moto.

En contestación a si cree que podría repetir título el próximo año, Lorenzo ha señalado que no sabe "lo que pasará en el futuro", al tiempo que ha reconocido que será "más difícil" mantenerse en la próxima temporada. En cualquier caso, ha subrayado que su intención es demostrar que este título "no es fruto de un año, sino de más años".