Marc Márquez busca revancha en Termas de Río Hondo

MOTO - MOTO GP QATAR 2019
GIGI SOLDANO / DPPI Media / AFP7 / Europapress
Publicado 28/03/2019 17:52:02CET

MADRID, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Mundial de Motociclismo retomará este fin de semana la acción tras casi tres semanas de parón desde su estreno en Catar con la disputa de un Gran Premio de Argentina al que el español Marc Márquez (Repsol Honda) acude con ganas de revancha, tanto por la última carrera como por los sucedido el año pasado en Termas de Río Hondo.

La noche de Losail trajo un nuevo duelo entre el actual campeón y la Ducati de Andrea Dovizioso, saldado de nuevo a favor del italiano por escasas milésimas y en la recta de meta. El catalán no pudo en un mano a mano con el de Forlimpopoli, pero su montura demostró haber acortado la distancia en cuanto a motor con la potente Desmosedici y ahora espera devolverle la moneda en un trazado donde la moto italiana le ha costado históricamente.

Además, el siete veces campeón del mundo también acudirá a la cita sudamericana con el deseo de olvidar su turbulenta última visita, que terminó con la reapertura de la 'guerra' con Valentino Rossi tras un domingo negativo para el ilerdense.

"Es peligroso, tengo miedo de estar en pista con él", aseveró 'Il Dottore' después de que se fuese al suelo tras un toque con un Márquez que ese día estuvo más nervioso de lo habitual desde el mismo momento de la salida cuando se le paró su Honda a nada de encenderse el semáforo y condujo por segundos en dirección contraria. Esa fue la primera de las tres sanciones que recibió y que le dejaron fuera de los puntos en una carrera caótica.

Ahora, el actual campeón de la categoría 'reina', ya recuperado totalmente de la operación en su hombro izquierdo del pasado invierno y que tampoco pareció afectarle demasiado en Catar, tratará de estrenar su palmarés en un circuito donde se ha marchado de vacío en sus dos últimas visitas ya que se cayó en 2017.

Tampoco pudo puntuar en 2015 por culpa de otra caída en su mano a mano final con Rossi, pero no es el de Termas de Río Hondo un trazado que no se le dé bien al piloto de Cervera, donde dominó en dos ocasiones (2014 y 2016) y en el que se ha adjudicado cuatro de las seis 'poles'.

A su lado estará un Jorge Lorenzo que no ha comenzado demasiado bien su aventura en el Repsol Honda. Tras caerse en enero, dañarse la muñeca y perderse el primer test, acudió a Losail todavía mermado y una nueva caída le fisuró una costilla, aunque no le impidió correr el domingo, firmando un discreto decimotercero.

El pentacampeón del mundo ha aprovechado este parón para afinar su puesta a punto y estar listo para dar su primer paso adelante con la RC213V, aunque Termas de Río Hondo le ha sido esquivo desde 2014, cuando fue tercero a lomos de la 'M1' de Yamaha, su único podio en Argentina.

DUCATI QUIERE OLVIDAR LA POLÉMICA DE CATAR

La cita inaugural del campeonato trajo una primera carrera igualada pese a que se continuó viendo que parece que Honda y Ducati siguen algo por delante. La fábrica de Borgo Panigale volvió a iniciar la temporada con triunfo, aunque no ha sido hasta el pasado martes cuando se lo quedó definitivamente en propiedad.

Tras la victori de 'Dovi', Honda, Suzuki, Aprilia y KTM presentaron una reclamación por considerar alguna irregularidad aerodinámica de la 'Desmosedici', pero ni esta ni su posterior recurso fueron fructíferos, aunque la actitud de sus rivales, sobre todo de Honda, no le sentó demasiado bien a los responsables de la marca italiana.

Dejando atrás esta polémica que ha marcado las semanas de inactividad, Dovizioso intentará mantener su liderato mundialista en un circuito que no le ha proporcionado excesivas alegrías. Nunca ha estado en primera línea de parrilla y sólo tiene en su haber el segundo puesto de 2015.

Por otro lado, Losail fue dispar para Suzuki y Yamaha. Los primeros sí confirmaron que pueden ser una alternativa con buena actuación de Alex Rins, cuarto, y del 'rookie' Joan Mir, y tratará de volver a serlo este fin de semana en un trazado que sólo ha visto ganar a Honda y Yamaha desde la vuelta al calendario de esta prueba.

Sin embargo, en su última carrera antes de desaparecer, en 1999, la vencedora en la categoría 'reina' fue Sukuki con el estadounidense Kenny Roberts, un triunfo que aspira a igualar un Rins, que ya el año pasado en Termas de Río Hondo sumó su primer podio mundialista al finalizar tercero.

En cambio, la noche de Catar no trajo tantas noticias positivas para la otra fábrica oficial potente. Yamaha había dando buenos síntomas en la pretemporada, pero en el circuito asiático nunca pudo estar en la pelea por el podio. Valentino Rossi, al que no se le da mal el trazado argentino (victoria en 2015 y podios en 2016 y 2017), fue mejor (quinto con su remontada habitual de los domingos) que un Maverick Viñales (séptimo) que ganó en este escenario en 2017.

Contador

Para leer más