Belmonte termina octava en la final de los 800 libres

Actualizado 27/07/2019 16:52:11 CET
La nadadora española Mireia Belmonte, en plena carrera.
La nadadora española Mireia Belmonte, en plena carrera. - REUTERS / LASZLO BALOGH - Archivo

Lidón Muñoz se quedó fuera de la final en los 50 libres

MADRID, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

   La nadadora española Mireia Belmonte ha sido octava este sábado en la final de los 800 metros libres del Campeonato del Mundo, que se está celebrando en Gwangju (Corea del Sur), mientras que su compatriota Lidón Muñoz se ha quedado fuera de la final en los 50 libres.

   Belmonte, participando por la calle 1, concluyó última y con un tiempo de 8:25.51, para una prueba cuyo oro fue para la estadounidense Katie Ledecky. Su registro de 8:13.58 batió en un apretado duelo a la italiana Simona Quadarella, quien se llevó la plata con sus 8:14.99.

   La medalla de bronce acabó en el cuello de la australiana Ariarne Titmus, merced a su crono de 8:15.70 y superando en el largo definitivo a la también yanqui Leah Smith y a la alemana Sarah Köhler. La tensión había ido creciendo al paso por los 450 metros, cuando Quadarella rebasó a Ledecky; pero la italiana se desfondó 'in extremis'.

   Por otro lado, Lidón Muñoz nadó las semifinales de los 50 libres en un registro de 25.02 y ocupó con ello la decimoquinta plaza global. Fue última de su serie, ganada por la sueca Sarah Sjostrom en 24.05 y siendo ésta seguida por la estadounidense Simone Manuel (24.21). En medio de ambas, de cara a la gran final, en la tabla de tiempos se colaron la australiana Cate Campbell (24.09) y la danesa Pernille Blume (24.14).

DRESSEL, DE ORO EN ORO

   La propia Sarah Sjostrom acaparó focos en el resto de la sesión vespertina, que estuvo repleta de finales. Ella se adjudicó el oro en los 50 mariposa con 25.02, escoltada en el podio por la neerlandesa Ranomi Kromowidjojo (25.35) y por la egipcia Farida Osman (25.47).

   Pero el verdadero protagonista de la velada fue el estadounidense Caeleb Dressel. Primero ganó el título en los 50 libres, haciendo una marca de 21.04 para batir al brasileño Bruno Fratus (21.45) y al griego Kristian Gkolomeev (21.45), quienes lograron la plata 'ex aequo'.

   Más tarde, Dressel obtuvo el oro en los 100 mariposa gracias a su tiempo de 49.66 y acabando por delante del ruso Andrei Minakov (50.83) y del sudafricano Chad Le Clos (51.16). El gran vencido de esta carrera fue el húngaro Kristof Milak, que concluyó en el cuarto puesto (51.26).

   Mientras, en los 200 espalda femeninos, se proclamó campeona y con exhibición la joven estadounidense Regan Smith. Hizo 2:03.69 en una final dominada por ella de principio a fin, con la australiana Kaylee McKeown llevándose la plata (2:06.26) y la canadiense Kylie Masse agarrando el bronce (2:06.62).

   Y para redondear su glorioso desempeño, Dressel volvió a la primera plana de la piscina con un oro en el relevo mixto del 4x100 libres. Incluyendo un nuevo récord del mundo, formó cuarteto con Zach Apple, con Mallory Comerford y con Simone Manuel para cerrar su triunfo en 3:19.40.

   Los australianos Kyle Chalmers, Clyde Lewis, Emma McKeon y Bronte Campbell se llevaron la plata con 3:19.97 (nuevo récord de Oceanía) y los franceses Clement Mignon, Mehdy Metella, Charlotte Bonnet y Marie Wattel obtuvieron el bronce con 3:22.11.