Actualizado 06/03/2021 00:47 CET

El indulto a Jakob Ingebrigtsen impide el doblete español en Torun

Jakob Ingebrigtsen
Jakob Ingebrigtsen - Vegard Wivestad Grã·tt/Bildbyr / DPA

El noruego, descalificado y después perdonando, oro en el 1.500 con bronce para Gómez y Fontes cuarto

Husillos y el tridente del 1.500 femenino pelearán en sus finales

Amargura en la segunda jornada para María Vicente y De Arriba, fuera del 800 en las series

   MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

   El atleta noruego Jakob Ingebrigtsen se proclamó campeón de Europa de 1.500 pero no como cabía esperar por su condición de gran favorito, sino con una polémica final en la que fue descalificado y después perdonando por su protesta, impidiendo el doblete que por momentos saboreó España con Jesús Gómez e Ignacio Fontes, en una ajetreada segunda jornada del Europeo 'indoor' de Torun (Polonia).

   Gómez siguió la estela fulgurante que dejaron el noruego, quien rompió la carrera desde el inicio, y el polaco Marcin Lewandowski. Fontes se quedó rezagado pero peleó hasta el final con lo que hasta pasadas las 12 de la noche parecía significar un podio sorpresa. Hasta altas horas no llegó la resolución de la protesta de Jakob, quien tuvo varios encontronazos en los primeros metros.

   Con 13 corredores en la estrecha pista bajo techo, la salida fue accidentada, con Ingebrigtsen rebotando con otros atletas y obligado a pisar por fuera en una curva en un forcejeo con el polaco Rozmys. Figura del atletismo mundial, el noruego dominó sin discusión su primer mano a mano con Lewandowski, a la espera del segundo en el 3.000, pero fue descalificado. La reclamación le dio de nuevo el oro, la plata a Lewandowski, el bronce para Gómez, quien repetía el podio de hace dos años y daba la primera medalla para España en Torun, aunque durante varias horas fueron dos: Fontes, cuarto.

   Y todo esto en la última final de una segunda jornada con grandes noticias para España también en el 'milqui' femenino, pero con las decepciones de Álvaro de Arriba, vigente campeón fuera del 800, y María Vicente. Además, Husillos volvió a la carga dos años después con un viernes perfecto, ganando su serie y avanzando a la final por la tarde con su mejor marca de la temporada (46.26). El palentino estará en la final del sábado por la calle 4 rodeado de los holandeses Liemarvin Bonevacia, Jochem Dobber y Tony Van Diepen. Samuel García y Lucas Búa se quedaron en las series.

   En la sesión matinal de este viernes llegó el triplete histórico del 'milqui' femenino español, por primera vez en la final 'indoor' de un Europeo. Esther Guerrero dejó claro su apuesta fuerte por la distancia, después de dos sextos puestos en 800 (2017 y 2019), y lideró el tridente español hacia la pelea por las medallas.

   La catalana, que llegaba con la tercera mejor marca de las inscritas, dominó su semifinal (4:12.39). Además, Marta Pérez accedió por tiempos y la debutante Águeda Muñoz, quien completó el reciente podio nacional, se lució con su mejor marca (4:09.94) y mejor marca española Sub 23 de la historia para ser segunda en su serie. La belga Elise Vanderelst confirmó ser la rival a batir.

DE ARRIBA Y MARÍA VICENTE, CARA AMARGA

   Después de su gran récord de España en lanzamiento de peso, la gallega Belén Toimil disputó la final este viernes logrando su segunda mejor marca de siempre (18.01) en su último intento. Sin embargo, la batalla por las medallas se quedó lejos, con el primer oro del torneo para la portuguesa Auriol Dongmo.

   Mientras, en las series masculinas de 800 metros, Álvaro de Arriba vio frustrado su intento de defender el título logrado hace dos años, fuera de las 'semis' al quedar quinto en su serie. Los también españoles Mariano García, que dominó con autoridad su turno mirando por el retrovisor de su moto por si tenía que dar algo más, y Pablo Sánchez-Valladares, tercero, sí avanzaron.

   Después de una gran mañana, María Vicente pasó un mal trago por culpa de la longitud, una de sus especialidades, donde firmó tres nulos. Un 'cero' que truncó su intento de mejorar su récord de España de pentatlón, como hiciera en Gallur hace dos semanas (4.501 puntos), a pesar de que venía 21 puntos mejor de las vallas (8.31), la altura y el peso, ambas con marcas personales de 1,77 y 12,40. En su primer Europeo y debut internacional absoluto, Lucía Rodríguez terminó octava la final de los 3.000, con marca personal (8:53.90).