Actualizado 01/08/2013 17:09 CET

Miki Oca: "Las chicas quieren ir a por más"

La selección femenina de Waterpolo, dirigida por Miki Oca
RFEN

"No creo que sea justo decir que saquen el espíritu de estos días, es el mismo"

BARCELONA, 1 Ago. (EUROPA PRESS) -

El seleccionado nacional de waterpolo femenino, Miki Oca, ha asegurado este jueves en la previa de la final de los 15os Mundiales de natación de Barcelona ante la potente Australia que sus jugadores "no necesitan" una motivación extra de su parte porque ya la tienen interiorizada, algo que han demostrado ante los Estados Unidos y Hungría que intentarán poner en liza ante las 'aussies', ya que quieren ir "a por más" que la plata olímpica.

"Depende un poco del estado anímico, que ahora en el grupo es muy bueno y no necesitan motivación extra, la tienen dentro y lo han demostrado, y siguen queriendo ir a por más. Habrá que ver algunos ajustes pero en nuestra línea de trabajo", comentó Oca en atención a los medios sobre la manera de afrontar la gran final, el viernes a las 22.15 horas.

Y es que ve en su grupo de 'guerreras' que tiene desde el principio y ya antes, desde la preparación, bien claro que querían llegar "arriba del todo". "Con esa motivación han trabajado todos los días. Lo que tratamos de hacer ahora es precisamente intentar soltar todo lo de ayer para ponernos cuanto antes en el partido de mañana contra Australia, que es un equipazo y hay que prepararlo bien", avisó.

"Digamos que sus armas más fuertes son una gran potencia física, unas jugadores muy grandes y potentes físicamente, tienen boyas muy grandes y muy fuertes también y tienen muy buenas lanzadoras, y contra todo ese juego de fuerza tenemos que estar muy activas en defensa y con movilidad en ataque", comentó sobre la manera de jugar que deberá tener España.

Eso sí, comentó que no sería justo hablar del espíritu de sus chicas contra los Estados Unidos, en la revancha de la final olímpica, o de la semifinal contra Hungría, cuando remontaron un 9-12 en contra al final, pues para Oca desde el principio han salido a jugar de la misma manera.

"ES UN LUJO PODER TRABAJAR CON ELLAS".

"El espíritu es el mismo desde el primer día, las chicas están jugando con el mismo espíritu, intensidad y nivel de juego desde el inicio del torneo. En el primer partido a Holanda y perdíamos 0-3 al empezar y ganamos 14-12, un salto enorme. Contra Rusia perdimos 6-7, nos faltó acierto pero en defensa estuvimos muy bien, y el espíritu fue el mismo. No creo que sea justo decir que tenemos que sacar el espíritu de estos días, es el mismo de todo el campeonato", se sinceró.

De todos modos, pese a las buenas sensaciones y buena mentalidad, puede pasar de todo y el seleccionador es consciente de ello. Así, confía en que el recuerdo de la final olímpica perdida dé ahora un plus. "Bueno, cada partido es un mundo diferente. Vamos a ver si esa final perdida nos da un último esfuerzo para apretar si cabe un poquito más los dientes dentro del agua", señaló.

"Es fácil trabajar con estas niñas. Por lo que hablamos, por el espíritu que tienen, el talento, el saber jugar, los principios con los que hacen todas las cosas, es un lujo poder trabajar con ellas. Quizá de mí tengan la voz que habla con vosotros, el resto son las chicas y me dejo llevar un poco por lo que ellas hacen", argumentó el excampeón olímpico en Atlanta'96.

Copa Davis