Actualizado 10/04/2007 21:39 CET

Vela/Velux.- Dalton sigue contra el reloj: "Estoy convencido de que estaré en la meta final"

BILBAO, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

El navegante neozelandés Graham Dalton no pierde la esperanza de llegar a tiempo al puerto de Norfolk, punto de partida de la tercera y última etapa de la regata 'Velux 5 Oceans', del que le separan 1.700 millas de meta.

Tras 21 días en el puerto brasileño de Fortaleza, el patrón kiwi se reincorporó a la 'Velux' hace seis días tras un sinfín de avatares, con problemas técnicos y de salud que habrían desanimado a un espíritu menos fuerte. Pero, el irreductible Dalton mantiene el optimismo. "Las previsiones son buenas. Espero estar en la próxima etapa y voy a estar en la línea final de meta", comunicó hoy a la organización.

Dalton empuja su Open 50 para terminar a tiempo, el 19 de abril fecha límite, la segunda etapa de la regata. Las reglas de la regata estipulan que un competidor tiene que estar un mínimo de 72 horas parado en puerto entre dos etapas. Además, el 22 de abril (7 días después de la salida oficial del 15 de abril) es la fecha límite que tiene el neozelandés para iniciar la última etapa de esta vuelta al mundo en solitario que acabará en Bilbao.

El neozelandés navega contra viento y marea y en condiciones muy límites, ya que en Fortaleza le robaron todos los instrumentos electrónicos y de comunicaciones del barco. "No tengo absolutamente nada. Todo lo que tengo es un GPS de bolsillo y algunas cartas náuticas en papel", explicó Dalton, que navega por instinto, trazando su ruta en base a sus conocimientos oceánicos donde sus aptitudes y su resistencia son vitales.

A pesar de todo sigue navegando a una media de 10 nudos de velocidad y cumpliendo con el requisito de avanzar al menos 240 millas al día para llegar a tiempo al puerto de Norfolk.