Actualizado 03/04/2007 19:41 CET

Vela/Velux.- La mala suerte se ceba con Graham Dalton que sufre una nueva avería y sigue en Fortaleza

BILBAO, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

La mala suerte se sigue cebando con el navegante neozelandés Graham Dalton ('A Southern Man-AGD), quien encadena una desastre tras otro en la 'Velux 5 Oceans'.

Después de trabajar sin descanso para volver a construir un nuevo bulbo y colocarlo con éxito en la quilla, la unidad del timón que está conectada a los pilotos automáticos reventó cuando Dalton había salido de Fortaleza a probar el barco.

El patrón kiwi no puede abandonar el puerto brasileño sin reparar esta unidad porque "cuando los pilotos automáticos no funcionan se convierte en el mayor de los problemas, es como perder tu tripulación", como reconoció el líder de la regata, Bernard Stamm al llegar a Norfolk.

El piloto automático es como el salvavidas de los marinos, ya que permite gobernar el barco mecánicamente de manera que ellos puedan hacer otro tipo de trabajos como comprobar los partes meteorológicos, labores de mantenimiento del barco y otras importantes funciones como comer, dormir o ir al baño.

Dalton, siempre optimista, le dijo confidencialmente al director de la regata, David Adams, que solucionará una vez más este problema y saldrá mañana miércoles de Fortaleza rumbo a Norfolk. Pero es evidente que sus probabilidades de continuar en competición disminuyen según pasan las horas.

Graham Dalton debe llegar a Norfolk a las 13:00 horas del 22 de abril habiendo cumplido antes una parada obligatoria de 72 horas si quiere seguir en competición, lo que significa que deberá estar en Norfolk antes del 19 de abril. Esto le deja únicamente 16 días para completar un viaje de 3.000 millas.