Actualizado 30/07/2012 01:25 CET

Natación/Londres.- Wildeboer lamenta no repetir final y avanza que en 2013 será su última competición de alto nivel

LONDRES, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

El nadador español Ashwin Wildeboer lamentó hoy no haber sido capaz de clasificarse para la final de 100 metros espalda en las Olimpiadas de Londres y repetir así el hito alcanzado hace cuatro años en las de Pekín, especialmente porque, según avanzó, su última competición "de alto nivel entrenando al cien por ciento" será en los Campeonatos del Mundo de 2013 que se celebran en Barcelona.

En declaraciones en la zona mixta después de quedar séptimo de su semifinal y décimo segundo en el cómputo general, Wildeboer se mostró, sin embargo, más satisfecho que tras la serie de clasificación de esta mañana, cuando había asegurado que no se había sentido "cómodo en ningún momento". "Creo que he salido bastante bien, mucho mejor que esta mañana", mantuvo, puesto que logró llegar tercero al ecuador de la carrera.

No obstante, superados los 50 metros, "la salida del viraje ha sido no lo suficientemente buena, luego el nado lo fue, pero me ha costado bastante y creo que ahí ha sido donde he perdido el que podía haber sido el pase a la final". Una sensación diferente a la de la serie inicial de hoy, durante la que, según explicó al concluir su participación esta noche, no se "notaba muy rápido, sin velocidad punta".

En consecuencia, era consciente de que para las semifinales "tenía que pasar más rápido, porque si no, realmente no había nada que hacer". "Y es lo único que he podido hacer y esperar que los últimos metros hubieran ido mejor. No ha sido así", admitió, si bien confesó que estaba "decepcionado por la marca y el resultado, pero no por cómo he afrontado la prueba".

EXPECTATIVAS TRUNCADAS

Wildeboer descartó evaluar por qué el saldo final lo dejó con un tiempo de 53.99: "Eso aún lo tenemos que analizar un poco porque hace un par de semanas en entrenamiento era capaz de pasar estas marcas". Una capacidad que lo llevó a "venir aquí -- Londres-- muy convencido y con buenas expectativas, pero por desgracia la cosa no ha salido como esperábamos".

Como consecuencia, se vio privado de su segunda final olímpica consecutiva, un desenlace que el nadador de origen holandés supo relativizar: "Hasta el mismo Phelps se queda fuera del podio". "La natación, como todos los deportes, por desgracia, no es matemática. Si esto fuera el que mejor ha entrenado se lleva las medallas seguro, esta vez habría sido un poco distinto porque he estado entrenando muy bien y he logrado hacer marcas en el entrenamiento que no hacía ni siquiera con el bañador entero".

Por ello, de estos Juegos de Londres se lleva una lección: "Siempre aprendes nuevas cosas y por desgracia a veces las aprendes llevándote un palo y esta vez ha sido así". No obstante, Woldeboer mira ya hacia su próximo reto, los Mundiales de 2013. "Tengo muchas ganas de hacer muy buen campeonato", aseguró, puesto que "siendo en casa y muy probablemente mi última competición de alto nivel entrenando al 100 por ciento pues está claro que tiene que salir sí o sí".