Actualizado 27/04/2021 13:41 CET

Conoce a Toad, el mastín que nació con piel de más y al que le encanta que su dueño le sacuda las arrugas de la cara

Conoce a Toad, el mastín que nació con piel de más y al que le encanta que su dueño le sacuda las arrugas de la cara
Conoce a Toad, el mastín que nació con piel de más y al que le encanta que su dueño le sacuda las arrugas de la cara - YOUTUBE - CATERS - TOAD THE MASTIFF

MADRID, 27 abr. (EDIZIONES)

A Toad, un mastín napolitano, de cuatro años, no hay nada que le guste más en el mundo que su dueño le sacuda la cara cada vez que llega de la calle.

Su dueño, Samuel Goodman, de 32 años, de Idaho, Estados Unidos, contó a Caters que Toad nació con piel de más, lo que implica prestar más atención a los cuidados básicos que esta raza de perros requiere.

Samuel explicó que la cantidad de arrugas de Toad requieren de mucho cuidado y atención, ya que es importante mantenerlo limpio con baños regulares y viajes al peluquero cada pocos meses.

Al margen de esto, Toad es un perro juguetón como cualquier perro al que le encanta jugar y corretear, aunque con lo que verdaderamente siente pasión es por los masajes y las friegas que le hace su dueño.

Perro y dueño tienen, de hecho, un divertido ritual que hacen cada vez que Samuel regresa a casa y que consiste en que el mastín espera pacientemente a Samuel para saltar sobre su regazo y dejarse sacudir su cara llena de arrugas, seguido de un buen masaje posterior.

Contador