A este loro africano lo re-ubicaron de un santuario por su lenguaje soez, ahora compra verduras a través de Amazon Alexa

Rocco
YOUTUBE
  
Actualizado 17/12/2018 15:30:49 CET

EDIZIONES, 17 de dic.

Se llama Rocco, es un loro gris africano y vive en Blewbury, Oxfordshire, en casa de Marion Wischnewski, trabajadora del Santuario National Animal Welfare Trust. Antes de vivir en casa de Marion, Rocco era un miembro más del Santuario donde trabaja su dueña, pero decidieron prescindir de su presencia debido a su lenguaje soez. Ahora, el loro compra verduras a través de Amazon Alexa.

Cuando Rocco vivía en el Santuario, no dejaba de emitir palabras malsonantes y palabrotas a diestro y siniestro. Su comportamiento llegó a un punto en el que el personal de este lugar temía que el uso tan frecuente de este tipo de lenguaje pudiera molestar a los visitantes, así que decidieron reubicarlo en otro lugar.

Marion se ofreció como dueña del animal y se lo llevó a vivir a su casa. Con lo que, probablemente, no contaba era con que el animal se iba a hacer el "mejor amigo" del asistente de voz de Amazon, Alexa, y que la cosa podía ponerse entre absurda y divertida.

captura

Resulta que Rocco, cuya especie es muy dada a imitar sonidos, voces y a quedarse con palabras, aprendió a pedir a Alexa una variedad de cosas como frutas, verduras, helados, bombillas y hasta una cometa. Todo esto mientras su dueña está trabajando. La sorpresa viene cuando llega a casa.

"Tengo que revisar la lista de la compra cuando lego del trabajo y cancelar todos los artículos que ha pedido", confesó Marion en una entrevista.

youtube

Pero eso no es todo, Alexa reconoce a Rocco y le responde proponiéndole algunas canciones como las de la banda estadounidense, Kings of Leon. "A veces cuando llego, hay música puesta".

A Marion esta situación no parece afectarle. Al contrario, ella piensa que el loro se siente arropado y acompañado hasta que ella llegue.