6 de junio de 2020
 
Actualizado 04/09/2017 13:44:13 +00:00 CET

Las hormigas nos dieron una lección de supervivencia tras las inundaciones de Houston

Hormigas de fuego
TWITTER

EDIZIONES, 04 sept.

El huracán Harvey azotó Houston, Texas, provocando el desbordamiento de ríos, alcantarillado y causando inundaciones que pusieron en peligro la vida de personas y animales.

Tras su paso, poco a poco se han ido conociendo anécdotas y detalles gracias a las redes sociales y una de ellas, quizás una de las más curiosas, tiene como protagonistas a las hormigas rojas o hormigas de fuego, una especie de hormigas especialmente agresiva que logró sobrevivir a las inundaciones con una técnica infalible.

"La unión hace la fuerza". ¿Os suena? Pues literalmente esa es la técnica utilizada por estas hormigas hasta formar auténticos conglomerados de ellas que han sorprendido -y de qué manera- a los residentes de la costa del Golfo de Texas.


Con su hábitat totalmente devastado por las intensas lluvias, miles de estos insectos se agruparon instintivamente para salir a flote, formando una sola masa que les permitía navegar a la deriva de las riadas hasta llegar a tierra firme o algo a lo que adherirse. Esa "masa" formada contiene hormigas, huevos, larvas y hormigas reina.


"Ellas usan cera para juntar sus cuerpos y mantener a la reina y a otros miembros de la colonia en el centro de la masa para que no se ahoguen", dijo a Wired Mike Merchant, especialista en entomología de Texas, en un artículo que titularon "Por qué esas colonias flotantes de hormigas de fuego en Texas son malas noticias".

La respuesta a la pregunta planteada en el titular de Wired al respecto es sencilla: estas hormigas invasoras no buscan un lugar seco, sino un lugar al que agarrarse para sobrevivir a las inundaciones. Vienen del amazonas y están acostumbradas a esta técnica de rafting. Si una de estas masas de hormigas se topa en su viaje con una balsa contigo encima, ellas te abordarán y no te soltaran hasta que te rindas y te sumerjas, explican. Su picadura es bastante dolorosa. La única solución ante esta situación hubiera sido untar la balsa con agua jabonosa para que ellas no pudieran adherirse.

Y no solo eso. Su carácter territorial e invasivo suponen una amenaza para los cultivos y especies nativas. Inundaciones como ésta tienen como consecuencia el esparcimiento de las hormigas incluso más rápidamente de lo que sus piernas pueden llevarlas.

¿Ya conoces Videlo, nuestro canal de youtube? ¡Suscríbete!