Lo dejan todo durante un año para cumplir el sueño de su vida: viajar por el mundo y pintarlo en acuarelas

Libro de viaje en acuarela - Camboya
ALICIA ARADILLA
Actualizado 09/08/2018 12:59:30 CET

EDIZIONES, 9 ago.

El deseo de dejarlo todo y viajar por el mundo es, quizás, un sueño compartido por muchas personas, pero pocas se deciden a ponerse una fecha límite y hacerlo realidad. Para Sergio Alonso y Alicia Aradilla, dos jóvenes españoles treintañeros, esa fecha llegaría en junio del año 2017, cuando cerraron sus maletas para iniciar una aventura por Asia y parte de Europa que les daría todo el tiempo y el escenario necesarios para poner en marcha todos sus proyectos creativos.

"Es algo que siempre quisimos hacer. Un viaje de esos que recuerdes toda la vida. Así que nos pusimos una fecha límite para hacerlo y, a diferencia de lo que le ocurre a mucha gente con sueños similares, lo cumplimos", cuenta Sergio a Desconecta en una entrevista.

Él es apasionado de la fotografía y trabaja como periodista en Europa Press. Ella es licenciada en Bellas Artes y trabaja como diseñadora gráfica e ilustradora digital para Samsung en la agencia de publicidad Cheil. Ambos pidieron un año de excedencia para emprender esta aventura y decidieron abrir un blog de viaje (Home Sapiens) donde compartir su visión del mundo a través de las acuarelas de Alicia y la cámara de Sergio.

La combinación entre acuarelas, viajes y fotografía ha sido, sin duda, el punto fuerte de todo el contenido que han compartido a lo largo de este tiempo, y el que les ha hecho alcanzar una audiencia de 50.000 seguidores en Instagram.

La idea de pintar el mundo con acuarelas a través de un sketchbook, o libro de bocetos, surgió como una forma de integrar el arte en su día a día.

"Encontré en las acuarelas la forma de compaginar mi pasión por el arte y por los viajes, una pasión a la que necesitaba dedicarle tiempo", nos explicó Alicia. Y tiempo fue lo que encontró en su viaje de un año.

En su recorrido por el mundo visitaron un total de 19 países. Empezaron por Irán, después volaron a Rusia y siguieron la ruta del Transiberiano hasta Mongolia y China. El viaje continuó por Japón y el sudeste asiático y regresaron a España pasando por India, Jordania y algunos países de Europa del Sur.

"Lo que más me gusta pintar son los paisajes", dice Alicia. La joven artista, inspirada en otros artistas como Friedrich, pintor paisajista de la Alemania del siglo XIX, ha logrado revitalizar en pleno siglo XXI un género, el del cuaderno de bocetos, que ya hicieron popular otros como Delacroix.

En su viaje hubo cabida también para las anécdotas: "Nos cruzamos con niños que no hacían más que toquetear las acuarelas, un monje octogenario de Myanmar que aseguraba que era la primera vez en su vida que veía a una mujer pintar o un vendedor de alfombras de Irán que al ver a Alicia pintar bajo el sol nos invitó a su tienda a tomar un té ¡sin intentar vendernos nada!", apuntó Sergio.

"Fue una experiencia muy bonita porque una hora de dibujo esconde muchas experiencias fantásticas que te hacen vivir el lugar con mucha más intensidad a la de un turista al uso", confesó Alicia.

En 19 países Alicia rellenó 13 cuadernos de viaje con más de 700 acuarelas y hoy en día continúa.

"Vivir de las acuarelas es difícil, pero es mi ilusión", confiesa. Actualmente compagina su trabajo en la agencia con la venta online de sus acuarelas originales por encargo o copias de sus dibujos; da cursos donde enseña la técnica de la acuarela; y también colabora con marcas que ven en el urban sketch un modo interesante para presentar sus productos.

Su gran viaje terminó este año, pero ambos continúan viajando cuando pueden y contándolo todo tanto el su blog como en las publicaciones diarias en el Instagram de Alicia, Facebook y también en YouTube.