El deseo de un niño de 12 años para estas Navidades: una lápida para su mejor amigo

Kaleb y 'KJ'
FACEBOOK
   
Actualizado 13/12/2018 14:30:24 CET

EDIZIONES, 13 de dic.

La amistad entre Kaleb Klakulak, un niño de Detroit de 12 años, y Kenneth 'KJ' Gross, de la misma edad, no llegó a florecer todo lo que ellos hubieran querido. En la primavera de este año, y tras 11 años de vida de lucha contra la leucemia, 'KJ' fallecía en el hospital por una insuficiencia cardíaca congestiva.

Cuando 'KJ' era un bebé de 13 meses fue diagnosticado con leucemia. Los meses posteriores fueron un constante ir y venir de hospitales y de cirugías. Cuando 'KJ' comenzó el segundo curso de primaria conoció a Kaleb y desde entonces se hicieron buenos amigos. A veces, él y Kaleb pasaban las horas viendo televisión o jugando a videojuegos en una habitación de hospital y otras contadas veces en casa.

niños

El 1 de mayo de este año, y tras haber permanecido hospitalizado desde el 4 de enero, 'KJ' murió a la edad de 12 años. Desde la hospitalización, la madre de 'KJ' dejó de trabajar para encargarse del cuidado de su hijo y cuando llegó el fatídico desenlace, las deudas le imposibilitaron la opción de permitirse una lápida para su hijo.

Pero Kaleb se ha propuesto ayudarla trabajando por su propia cuenta y poniendo en marcha una serie de iniciativas para asegurarse de que la tumba de su amigo en el Cementerio Elmwood de Detroit lleve un epitafio.

Desde recaudar dinero con pequeños trabajos ocasionales, hacer recolectas de botellas o solicitar donaciones en PayPal a través de las redes sociales, el pequeño de 12 años pretende obsequiar la lápida a la madre de su mejor amigo como regalo de Navidad.

kaleb 3

"Adoro a la señora LaSondra", dijo a Detroit News. "Me entristeció que no pudiera pagarlo. Quería que la gente pudiera encontrar (la tumba de 'KJ') cuando fueran a verlo".

LaSondra Singleton, que volvió a retomar su puesto de trabajo en septiembre y a mantener y cuidar de sus otros 5 hijos y de su madre con Alzheimer, dijo sentirse profundamente emocionada y agradecida con el gesto de Kaleb: "Todo lo que puedo decir es gracias".