29 de marzo de 2020
 
Actualizado 14/03/2020 18:14:35 CET

Los italianos sobrellevan la cuarentena y el aislamiento por el coronavirus tocando música desde sus balcones

Siete formas de conseguir libros gratuitos de forma legal durante el coronavirus
Siete formas de conseguir libros gratuitos de forma legal durante el coronavirus - PIXABAY

MADRID, 14 Mar. (EDIZIONES) -

Tras varios días confinados en sus casas por el brote del coronavirus, miles de italianos han salido a las ventanas y balcones de sus hogares para sobrellevar mejor la cuarentena y el aislamiento tocando música y cantando.

Para reducir la propagación del coronavirus el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, anunció el cierre de todo el país. Desde entonces las escuelas, restaurantes, bares y museos italianos están cerrados, quedando únicamente abiertas las farmacias y los supermercados.

Esto ha hecho que los ciudadanos italianos, que se encuentran confinados en sus viviendas, hayan decidido salir a sus balcones y ventanas para tocar música animada.

En varios vídeos que están circulando por las redes sociales, se ve como vecinos de distintas ciudades de toda Italia -como Roma, Nápoles o Turín- salen a sus balcones con panderetas y acordeones para tocar y cantar canciones.

En otras publicaciones también se ve cómo algunos vecinos sacan a sus terrazas mesas de mezcla y convierten los barrios prácticamente en discotecas.

Muchos ciudadanos además se han unido para cantar el himno de Italia para sentirse más unidos durante el aislamiento.

Contador

Para leer más

Lo más leído

  1. 1

    Muere la madre de Antonio Montero

  2. 2

    Adara, destrozada tras su ruptura con Gianmarco: "Me siento como si me hubieran pegado una paliza"

  3. 3

    Los trabajadores de actividades no esenciales no podrán ir a trabajar en dos semanas pero no perderán el salario

  4. 4

    Irene Montero vuelve a dar positivo en la prueba del Covid-19 tras haber pasado la cuarentena

  5. 5

    La firma china que suministró los tests fallidos cree que los médicos españoles no siguieron las instrucciones