24 de febrero de 2020
 

Indra pierde un 6,17% lastrada por los resultados de 2014 y las dudas sobre el dividendo

Actualizado 02/03/2015 18:36:39 CET

MADRID, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Los títulos de Indra han caído un 6,17% en la sesión bursátil de este lunes, hasta los 8,932 euros, después de presentar unos resultados que parece que no han gustado al mercado, ya que, según algunos analistas, podrían comprometer el pago del dividendo.

   La compañía registró unas pérdidas netas de 92 millones de euros en 2014, frente al beneficio neto de 116 millones de euros del ejercicio precedente, como consecuencia de provisiones, deterioros y efectos no recurrentes.

   Los expertos de Banco Madrid entienden que las cuentas anuales de Indra tienen una "lectura difícil". Argumentan que, por una parte, los datos reportados y el flujo de caja libre se han situado claramente por debajo de las estimaciones.

   Así, han señalado que el flujo de caja libre "se ha quedado corto" frente a las expectativas, situándose en 47 millones de euros, ya que ni la evolución operativa ni la mejora del circulante han sido tan positivas como esperaba la compañía.

   Con esta generación de caja, la deuda neta al cierre del año se ha situado en 663 millones de euros, lo que "genera dudas a cerca de la viabilidad del pago de dividendos a medio plazo".

   Sin embargo, consideran que los resultados han sido un ejercicio "positivo" de transparencia por parte del nuevo presidente, Fernando Abril-Martorell, aunque recuerdan que "todavía existen ciertas dudas de que no vayan a registrarse nuevos impactos en el próximo trimestre".

   En este sentido, han indicado que a finales de julio Indra celebrará un 'Investor's Day' para avanzar sus líneas estratégicas. "Hasta entonces, lo más recomendable será mantener una postura prudente hasta tener más visibilidad", han señalado los analistas.

   Banco Madrid ha revisado ligeramente sus estimaciones de la compañía y ha elevado su precio objetivo a 9,50 euros por acción, frente a los 9,44 euros anteriores.

   De su lado, los analistas de Bankinter coinciden con esta opinión y entienden que los resultados han servido para "ordenar" las cuentas. "Da la sensación de que con la llegada del nuevo presidente, Fernando Abril-Martorell, los resultados de 2014 han servido para 'ordenar' las cuentas".

   Igualmente, recuerdan que a finales de junio, la compañía organizará el día del inversor para avanzar sus líneas estratégicas, los planes operativos y las indicaciones financieras a medio plazo", apuntan los expertos.

Para leer más