Actualizado 28/06/2007 21:21 CET

Economía/Empresas.- La junta de Metrovacesa aprueba su escisión en dos empresas

MADRID, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

Metrovacesa aprobó hoy en junta general de accionistas la escisión de la compañía en dos empresas distintas, acordada hace unos meses por sus dos máximos accionistas y que está previsto concluya el próximo mes de diciembre.

Con la separación, la familia Sanahuja primer accionista con 39,6% del capital, y el presidente de la compañía, Joaquín Rivero, y su socio Juan Bautista Soler (36,22% conjuntamente) persiguen superar la "confrontación" que mantienen desde hace más de un año y que impedía la "adecuada planificación estratégica" de la empresa.

La junta también aprobó la primera de las ofertas públicas de adqusición de acciones (OPA) que se formularán en este proceso. Esta primera OPA la lanzará Metrovacesa sobre sus propias acciones, y ofrecerá como contraprestación acciones de la filial francesa Gecina.

Rivero y Soler se han comprometido a acudir a la OPA y lo mismo deberán hacer los socios minoritarios que quieran sumarse a la renovada Bami, empresa que se quedará con varios solares en España y la filial francesa de Metrovacesa. Por el contrario, los socios que pretendan participar en la Metrovacesa de los Sanahuja (activos en España, Francia y Londres) deberán abstenerse de vender sus títulos.

OFICINA DE INFORMACION.

Metrovacesa pondrá en marcha una oficina de atención al accionista con el fin de informar y atender las dudas de los minoritarios de la compañía sobre el complejo proceso por el que la empresa se dividirá en dos inmobiliarias distintas, según lo anunció el presidente durante la asamblea.

Rivero explicó que la oficina se acabará de habilitar durante la próxima semana con el fin de que esté operativa la siguiente. Está previsto que cuente con personal debidamente informado para que pueda atender a las cuestiones de los socios.

La puesta en marcha de este centro fue precisamente solicitada por uno de los accionistas que intervino en la junta de Metrovacesa, quien además coincidió con el resto de socios al lamentar lo complicado del proceso de ofertas públicas de adquisición de acciones (OPA) diseñado para abordar el proceso.

También lamentó los costes de gestión en los que pueden incurrir los accionistas que opten por vender sus títulos, que además acumulan una depreciación del 37% en lo que va de año.

Metrovacesa, que hace unos meses llegó a cotizar por encima de la cota de los 100 euros, cerró hoy a 80,10 euros por acción, tras subir un leve 0,06%.