Economía/Vivienda.- Los promotores descartan bajar más los precios de la vivienda nueva pese a la caída de las ventas

Actualizado 28/07/2008 20:09:21 CET

Expertos del sector coinciden en que el mayor margen de bajadas de precios se concentra ahora en el mercado de segunda mano

MADRID, 28 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los promotores inmobiliarios aseguran que el descenso de las compraventas no se traducirá en una caída de los precios de las viviendas nuevas, puesto que "ya han caído todo lo que tenían caer".

Así lo afirmó en declaraciones a Europa Press el secretario general de la Asociación de Promotores y Constructores de España (APCE), Manuel Martí, después de que el Instituto Nacional de Estadística (INE) publicará hoy que las transacciones de viviendas cayeron un 34,3% en el mes de mayo.

Por el momento, el precio medio de la vivienda nueva en las capitales de provincia descendió un 1,2% en el primer semestre respecto a diciembre de 2007, según datos de Sociedad de Tasación (ST).

Sin embargo, Martí precisó que podría darse una caída de precios en el mercado de segunda mano a raíz de este frenazo de las transacciones. Según argumentó, los particulares son más reacios a rebajar los precios de sus inmuebles "porque perciben que éstos valen más", por lo que podrían estar retrasando el ajuste que los promotores ya han llevado a cabo.

Así, el número de operaciones sobre viviendas nuevas bajó un 21,1% y el de usadas descendió un 43,6% respecto a mayo de 2007, con lo que la presión para los precios sería mayor en el caso de las viviendas de segunda mano.

En esta misma línea, desde la web inmobiliaria Idealista.com se consideró lógico que el ajuste de precios arranque primero en el mercado de vivienda nueva que en el de segunda mano, ya que "los promotores tienen que aplicar medidas mucho más rápido" para salvaguardar su negocio, mientras que los particulares casi ven una rebaja de los precios de sus viviendas como un "sacrilegio".

Así, afirmaron que hasta ahora se han producido "caídas de precios limitadas" en el caso de la vivienda de segunda mano, por lo que la corrección "va a incrementarse todavía más" en los próximos meses en este mercado.

En esta línea, el director del Registro de Economistas y Asesores Fiscales (REAF), Luis del Amo, coincidió en que el mercado de segunda mano es "más resistente a bajar los precios", pero consideró "lógico" que, en la actual coyuntura, muchos propietarios tengan que bajar los precios para "quitarse de encima" las viviendas.

Con todo, Del Amo precisó, que en este proceso de ajuste vía precios, los promotores también "tendrán que soltar lastre como sea" para poder adecuar la oferta a la demanda.

¿Y SI BAJAN LOS PRECIOS PERO NO HAY LIQUIDEZ?.

Por su parte, el presidente del Consejo General de los Colegios Oficiales de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria, Santiago Baena, aseguró que los precios de las viviendas ya han caído un 30% desde el inicio de la desaceleración del sector de la construcción y que el problema ahora es permitir el acceso de los compradores a los créditos.

Según dijo a Europa Press, "el problema es que no hay financiación", por lo que, aunque los precios siguieran bajando, las viviendas no se venderían. "No se romperá la actual situación mientras las entidades financieras no habrán la mano", añadió.

De igual forma, el secretario general de APCE consideró que el actual frenazo de las compraventas se prolongará más o menos dependiendo de lo que tarden las empresas y las familias en recuperar la normalidad en la concesión de créditos y superar el actual "déficit de financiación".

En este sentido, desde la Asociación Hipotecaria Española (AHE) se asegura que las tensiones de liquidez que vive el sistema financiero español "están condicionando un nuevo perfil de demanda de crédito, probablemente más solvente y con una menor participación de los compradores de vivienda en primer acceso".

Por ello, la AHE constata una tendencia, "cada vez más creciente", hacia una actitud "más cautelosa" de las entidades de crédito a la hora de valorar y conceder un préstamo.

Por lo pronto, las viviendas hipotecadas sufrieron una caída en tasa interanual del 36,1% en mayo, hasta un total de 74.423 inmuebles, mientras que el importe medio de las hipotecas sobre viviendas se situó en 140.861 euros, con un descenso del 6,6%.

Con todo, hay voces discrepantes al respecto. En este sentido, desde la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (Adicae), se aseguró a Europa Press que, si bien las entidades financieras exigirán a los compradores un ahorro previo ante las dificultades para financiar el 100% de los créditos, "la solución no pasa sólo por facilitar el acceso indiscriminado a los préstamos", sino también por bajar los precios.