Economía/Empresas.- El presidente de EDP satisfecho con el modelo de privatización elegido por el Gobierno luso

Actualizado 12/10/2007 17:57:21 CET

LISBOA, 12 Oct. (De la corresponsal de EUROPA PRESS, Patricia Ferro) -

El presidente de Energías de Portugal (EDP), Antonio Mexía, afirmó hoy que le "agrada" el modelo de privatización elegido por el Gobierno portugués, que pasa por la emisión de obligaciones convertibles.

El responsable consideró que es "una solución inteligente" y "muy positiva para la empresa" porque da estabilidad a la estructura accionarial de EDP.

"Esta solución plantea la opción de que al final se pague en dinero o con acciones, lo que es especialmente positiva en el actual contexto del sector energético, que está cambiando", afirmó Mexía, que recordó que Portugal es el país de Europa en el que el Estado tiene la participación más reducida en el capital de una eléctrica nacional. Por ello, dijo, con esta fórmula, "independientemente del plazo que el Gobierno fije, el Estado va a mantener su actual posición durante un plazo de cinco años o más".

Respecto al impacto que este modelo de privatización va a tener en el valor de las acciones de EDP, Mexía afirmó que el precio "debe ser única y exclusivamente determinado por el crecimiento y la capacidad de generar valor de la empresa".

El presidente del consejo general y de supervisión de la mayor eléctrica portuguesa, Antonio de Almeida, compartió la opinión de Mexía y recordó que "este modelo, que ya fue utilizado en la última fase de privatización, permite que el Estado, junto con la estatal Caixa Geral de Depósitos, mantenga su 15% en EDP", lo que es "una posición muy confortable que asegura e incluso refuerza la estabilidad accionista de la empresa".