Publicado 07/09/2015 19:32CET

Alcoa afirma que el resultado de la subasta de interrumpibilidad deja a sus plantas en una "situación peor"

La multinacional logra el objetivo en potencia pero a un menor precio, y la plantilla, con la misma incertidumbre, cree que "llueve sobre mojado"

SANTIAGO DE COMPOSTELA/OVIEDO, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

La dirección de Alcoa ha trasladado a sus plantillas de A Coruña, San Cibrao (en Cervo, Lugo) y Avilés que el resultado de la subasta realizada por el Gobierno la semana pasada para los servicios de interrumpibilidad (por los cuales reduce los costes de la energía a las industrias electrointensivas) deja a las plantas en una "situación peor" que la lograda a finales del año pasado.

Según han informado a Europa Press fuentes de la compañía, la empresa estudiará ahora "el impacto" sobre las operaciones que tendrá el menor retorno conseguido por la interrumpibilidad (lo que las firmas recuperan por cada megavatio).

Las fuentes consultadas alegan que a esta circunstancia se suma la difícil situación del mercado del aluminio, con unos precios que son "los más bajos" de los últimos seis años, y que, si bien a finales de 2014 estaban en 2.200 dólares por tonelada, ahora se mueven en cifras en torno a los 1.500.

"Ahora mismo no podemos avanzar nada", explica la multinacional, en relación a las posibles medidas que tomará para hacer frente a este panorama, y sobre si la mesa está la opción del ERE (expediente de regulación de empleo) con el que se amenazó a finales de 2014.

"NO DESPEJAN NINGUNA DUDA"

Con la "misma incertidumbre" y "preocupación", en consecuencia, se han quedado los trabajadores, según ha relatado el presidente del comité de empresa de A Coruña, Juan Carlos Corbacho, tras las reuniones simultáneas celebradas este lunes en las tres localidades, dado que el viernes por la tarde, cuando se ratificaron los resultados de la puja, según ha argumentado la firma, era tarde para comunicarlos.

Corbacho, en declaraciones a Europa Press, ha resumido la situación con un "llueve sobre mojado", y ha lamentado que la dirección "no despeja ninguna duda" y les insta a esperar a un nuevo encuentro para conocer la trascendencia de los resultados de la subasta.

Al respecto, y tras constatar que A Coruña logró 24 bloques de 5 megavatios y que a San Cibrao corresponden tres de 90 y otros 21 de 5, el representante de los trabajadores ha señalado que el objetivo en potencia sí se alcanzó, pero no así "los resultados económicos" esperados, por lo cual la empresa ha comunicado que los costes por la energía serán superiores en 2016, un aumento que tendrá una proporción igual en A Coruña y en Avilés y que será algo superior, según ha comentado Corbacho, en San Cibrao.

A su juicio, el escenario que queda para las plantillas es "lamentable", al seguir la "incertidumbre" y no aclararse el futuro para las fábricas y los puestos de trabajo.

GOBIERNO Y ALCOA, "RESPONSABLES MÁXIMOS"

En su opinión, hay "dos responsables máximos" de la situación, por un lado el Gobierno, por la "inestabilidad" que prosigue en el ámbito energético, que "aboca a las plantas a estas tensiones año tras año"; y por otro la propia Alcoa, al criticar que se mueva en base a "una estrategia de grupo" que, según asegura, provoca que la factoría de A Coruña sea "la gran sacrificada".

En este sentido, Juan Carlos Corbacho ha explicado que, para el comité, en base a las normas establecidas, "A Coruña debía tener un bloque de 90 megavatios asignado de forma directa", por lo que, según ha avanzado, estudiará la posibilidad de "reclamar o impugnar" el resultado de la subasta.

Para leer más