29 de febrero de 2020
 
Actualizado 01/02/2013 18:31:55 CET

Anpier: El Gobierno es "inmoral e insensible" con el "sufrimiento" de 55.000 fotovoltaicos

Instalación Fotovoltáica
Foto: EUROPA PRESS/ENNERA-CONNERGY

 

   MADRID, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

   La Asociación Nacional de Productores e Inversores de Energías Renovables (Anpier) considera que el Gobierno es "inmoral e insensible" con el "sufrimiento" de cerca de 55.000 productores fotovoltaicos en España, tras la aprobación este viernes de varias medidas urgentes sobre el sector eléctrico.

   En un comunicado, la asociación asegura además que se ha modificado "retroactivamente" el método para el cálculo de la actualización de tarifas conforme al IPC que reciben los productores fotovoltaicos por la energía que generan.

   "Esta medida", afirma, "se suma al recorte del 30% que introdujo el anterior Gobierno y al impuesto a la generación de energía aprobado el pasado mes de diciembre, que es del 7%, lo que acumula una merma total para el ejercicio de 2013 de más del 38% de sus ingresos brutos".

   Además, la última medida del Gobierno "precipitará la quiebra de la totalidad de las instalaciones del país que han desarrollado sus proyectos con financiación bancaria, que son más del 80%", con lo que dañará a más 40.000 familias.

   Estas familias, indica, "no están en condiciones de hacer nuevas aportaciones de capital", por lo que "perderán los bienes con los que avalaron la financiación, que en la mayoría de los casos son sus propios hogares".

   Anpier señala que una explotación tipo de 60 kilovatios (kW) reportaba unos 9.000 euros de beneficio anuales con la normativa que regulaba al sector en 2007, mientras que con la aplicación de las normas retroactivas introducidas en 2010 y la nueva tasa del 7% esta misma planta arroja unas pérdidas superiores a los 8.000 euros.

   A esta circunstancia se sumaría ahora la no actualización del IPC sobre la inflación real, lo que era considerado por el sector un "leve alivio", "hurtado" este viernes por el Gobierno.

   La asociación explica además que hace apenas unos días, el 23 de enero, tuvo su último encuentro con la Administración, que se mostró "muy sensible" ante la situación de crisis que atraviesa este colectivo y tranquilizó a su presidente, Miguel Ángel Martínez-Aroca.

   "Una vez más mintieron a los miles de ciudadanos que representa Anpier", afirma la asociación, para cuyo presidente "ya no se trata de reducir el déficit".

   "Lo único que se pretende es echar del sector energético a los miles de pequeños inversores que molestan a cuatro de las grandes empresas que sustentan el viciado sistema eléctrico de este país. También en la energía, siempre se recorta por el lado más débil, pero los débiles ya no podemos resistir más", afirma.