Economía.- La CNE carga contra hidráulica y nuclear, y Costa dice que identificará energías retribuidas en exceso

Actualizado 23/05/2008 19:46:00 CET

El regulador lamenta la falta de "coherencia interna" del modelo mayorista

MADRID, 23 May. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Nacional de la Energía (CNE) considera que la energía nuclear y la hidráulica sacan ventajas del actual diseño del mercado mayorista y son las principales responsables de la brecha entre precios de mercado y costes de generación.

En un informe complementario a la propuesta de tarifas, el regulador asegura que estas plantas de generación, pese a tener costes ajenos a los precios de los combustibles fósiles y a las emisiones de CO2, se benefician de los altos precios de las centrales de fuel, gas natural o carbón.

El mercado mayorista asigna el precio final de la electricidad al marcado por la última de las fuentes de generación a la que se acude para satisfacer la demanda. Estas últimas fuentes, las más caras y dependientes de combustibles fósiles, dan la señal de precio definitiva, de la que se benefician las hidráulicas y nucleares.

El informe viene acompañado de un voto discrepante del consejero Francisco Javier Peón y de una explicación de voto de la presidenta del organismo, María Teresa Costa, en el que asegura que el documento es una "primera aproximación" a la determinación del regulador de establecer las fuentes de generación de electricidad que el mercado está retribuyendo "en exceso o en defecto".

En su análisis, el organismo presidido por Costa recuerda que la hidráulica y la nuclear son las fuentes a partir de las cuales se genera el 40% de toda la electricidad producida en España.

"Esta posición de ventaja de las tecnologías nuclear e hidroeléctrica que les suministra, con el actual diseño de mercado, una alta retribución, no es una posición o ventaja competitiva que pueda ser legitimada por los mercados", afirma el regulador.

De hecho, no pueden esgrimirse argumentos relacionados con el mercado en las nucleares e hidráulicas porque "la moratoria nuclear y el agotamiento de las posibilidades de desarrollo del parque hidroeléctrico determinan la inexistencia de libertad de entrada en estos segmentos tecnológicos y con ello la imposibilidad de que exista, de hecho, competencia real entre tecnologías", añade.

UN MODELO SIN "COHERENCIA INTERNA".

En suma, la CNE cuestiona el mecanismo de funcionamiento del mercado mayorista y lamenta que los cambios producidos en el modelo regulatorio hayan "desconfigurado su coherencia interna" y disminuido su capacidad para reflejar los costes de generación.

En concreto, la aparición de los costes relacionados con los derechos de emisión de CO2 y la cancelación de los costes de transición a la competencia (CTC) en 2006 han abierto una "importante brecha" entre los precios del mercado y los costes, señala.

Más aún, el organismo asegura que el sistema no se enfrenta a un problema de ejercicio de poder en el mercado, sino a "un problema de diseño del mercado mucho más básico y profundo".

NUCLEAR E HIDRÁULICA ABSORBEN LOS INGRESOS.

El regulador calcula que los ingresos de la generación eléctrica en el tercer trimestre del año se situarán entre los 700 y los 1.500 millones por encima de los costes, pero advierte de que de este diferencial positivo se benefician especialmente dos tecnologías, la nuclear y la hidráulica.

De hecho, estas dos fuentes de energía se llevan entre 550 y 1.100 millones de los ingresos totales. En el estudio del regulador, los costes son inferiores a los 3.300 millones de euros, mientras que los ingresos oscilan entre los 4.000 y los 4.800 millones.

Por otro lado, el regulador cifra en 600 millones de euros las primas recibidas por las energías renovables correspondientes al tercer trimestre del año.