Economía/Energía.- La CNE aprobará mañana o el jueves su informe sobre la subida de tarifas eléctricas

Actualizado 24/06/2008 21:21:53 CET

MADRID, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

El consejo de administración de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) se reunirá mañana miércoles y el jueves para abordar, entre otros asuntos, la aprobación del informe acerca del borrador de orden ministerial de Industria en el que se aplica una subida promedio de tarifas eléctricas del 5,6% a partir del 1 de julio, indicaron fuentes del regulador a Europa Press.

El informe elaborado por el organismo presidido por María Teresa Costa después de someter el borrador a consulta con los distintos agentes del sector cierra el proceso de trámite de la orden ministerial, que deberá entrar el vigor el 1 de julio y que no requiere el visto bueno del Consejo de Ministros.

El promedio de la subida de la luz en el tercer trimestre será del 5,6% para todos los consumidores. Los cerca de 14 millones de usuarios domésticos con potencias contratadas de entre 2,5 y 5 kilovatios (kW) deberán pagar un 7,33% más, mientras que la segunda tarifa más contratada, la de entre 5 y 10 kW, subirá un 8,34%.

Por otro lado, la orden mantiene hasta el 1 de enero de 2009 la tarifa G.4, que afecta a cinco plantas de gran consumo de Alcoa, ArcelorMittal y Asturiana de Zinc. Esta tarifa G.4 sufrirá a partir del 1 de julio un incremento del 4,6%.

Otra de las novedades de la orden es la introducción de un mecanismo mediante el cual el consumo de los 12,5 primeros kilovatios (kW) serán gratuitos para todos los consumidores. Además, se penalizará la demanda excesiva.

También se contempla la creación de una nueva 'tarifa social' para consumidores con potencias contratadas inferiores a los 3 kilovatios (kW) en su primera residencia. El grupo susceptible de acogerse a esta propuesta, unos 4,5 millones de hogares españoles, podrá ahorrar hasta un 16% en su recibo, según Industria.

Otra de las modificaciones más destacadas es la sustitución de la tarifa nocturna por otra de 'discriminación horaria', en la que se ampliarán las horas más baratas, pero se reducirán las bonificaciones por consumir en este periodo y se elevarán las penalizaciones.

El Ministerio de Industria también concederá un plazo adicional de seis meses para adaptar los contadores de la luz a la nueva tarifa de 'discriminación horaria'.

La subida del 1 de julio, que corresponde a la revisión de tarifas para el tercer trimestre, es la segunda del año y se produce después de que el Gobierno aplicara un incremento del 3,3% para el primer trimestre.

La subida se sitúa en la parte baja de la recomendación del organismo presidido por María Teresa Costa acerca de incrementos de la luz para adaptar su precio a los costes del mercado, en la que se proponían aumentos de entre el 5,5% y el 11,3%.