Economía/Energía.- Francia y Alemania confirmarán hoy su veto a la separación patrimonial de los grupos energéticos

Actualizado 28/02/2008 8:48:20 CET

BRUSELAS, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

Francia y Alemania confirmarán en el Consejo de Energía de la UE que se celebra hoy su veto a la propuesta de la Comisión de desmembrar los grandes grupos energéticos imponiendo la separación de propiedad entre las actividades de producción y la gestión de redes. Los dos países presentarán además al resto de Estados miembros su "tercera vía" alternativa para impulsar la competencia en el sector de la energía.

El Ejecutivo comunitario propuso en septiembre del año pasado forzar la separación patrimonial de las empresas energéticas como la alemana E.ON o la francesa EdF. El objetivo es garantizar que todas las compañías puedan tener acceso a la red de manera no discriminatoria para que haya más competencia y fomentar la inversión en infraestructuras.

España y Reino Unido encabezan la lista de países que apoyan sin fisuras la propuesta de Bruselas, entre otras cosas porque en sus mercados ya se aplica la separación patrimonial. En el mismo bando se encuentran Países Bajos, Dinamarca, Suecia, Finlandia, Bélgica, Rumanía, Eslovenia y Hungría.

Sin embargo, la propuesta está bloqueada desde hace meses porque Francia y Alemania han logrado configurar una minoría con capacidad de veto junto con países como Bulgaria, Grecia, Letonia, Eslovaquia, Lituania, Chipre, Malta o Luxemburgo. Estos Estados miembros creen que la separación patrimonial atenta contra sus Constituciones y contra la libre circulación de capitales, no tendrá consecuencias positivas sobre la inversión y los precios y traerá efectos sociales negativos.

Franceses y alemanes han propuesto una "tercera vía" que no supone la separación de propiedad entre producción y gestión de redes pero impone una serie de salvaguardas para garantizar la independencia del gestor. La Comisión Europea ya ha considerado insuficiente esta propuesta aunque ha dado a entender que podría aceptarla si se añaden todavía más salvaguardas.

Los ministros de Energía de los Veintisiete discutirán hoy si aceptan la propuesta franco-alemana como base de la discusión para tratar de alcanzar un acuerdo en junio. Fuentes diplomáticas españolas explicaron que la mayoría de países considera que no hay más remedio que entrar a debatir porque la alternativa es no conseguir nada. Sin embargo, las fuentes consultados explicaron que el riesgo es que no se avance en la creación de un auténtico mercado común de la energía sino que se acabe aprobando una norma "a la carta" para que cada país elija lo que quiera, lo que provocaría una mayor fragmentación.