Actualizado 08/09/2008 18:42 CET

Economía/Energía.- El PNV da por sentado que contará con un puesto en el nuevo consejo de la CNE

MADRID, 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

El PNV da por seguro que contará con un puesto en el consejo de la Comisión Nacional de la Energía (CNE), cuya renovación comenzará a negociarse este mes. Los nacionalistas vascos aseguran haber alcanzado un acuerdo en este sentido con el ministro de Industria, Miguel Sebastián, antes de las vacaciones estivales.

"Confiamos en que ese compromiso se mantenga", indicaron a Europa Press en fuentes de la formación nacionalista, que desvincularon su entrada en la CNE de su posible apoyo al Gobierno en la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado para 2009.

De esta forma, el PNV contará con un representante en una de las principales instituciones españolas a nivel económico, tras garantizarse un puesto en el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que ocupará la ex diputada nacionalista Margarita Uría.

Los nacionalistas pedían inicialmente el traslado de la sede del regulador al País Vasco, que justifican por la elevada concentración industrial y de empresas energéticas en la región, si bien esta propuesta fue rechazada categóricamente por el ministro.

El departamento que dirige Miguel Sebastián pospuso hasta después del verano la renovación del consejo de administración de la Comisión Nacional de la Energía (CNE), a pesar de que el mandato de los cuatro consejeros propuestos por el PP (Fernando Martí, José Sierra, Javier Peón y Carmen Fernández Rozado) concluyó en junio.

Industria es el encargado de proponer a los consejeros del organismo al Consejo de Ministros, que los nombra a través de un Real Decreto. Como paso previo a la designación, el candidato debe comparecer ante la comisión de Industria y Energía del Congreso, donde se celebra un debate acerca de la idoneidad del nombramiento.

RECUPERAR UN PUESTO A EXPENSAS DEL PP.

Aparte de los cuatro consejeros del PP, elegidos en 1999, hay cuatro consejeros designados por el PSOE (Jaime González, elegido en 2002, y Jorge Fabra, Luis Albentosa y la presidenta, María Teresa Costa, nombrados en 2005). También forma parte del órgano Sebastián Ruscalleda, propuesto por CiU y, posteriormente, por ERC.

Se da la circunstancia de que los nacionalistas vascos ya contaron con un consejero en la anterior composición del máximo órgano de gobierno del regulador, que perdieron precisamente en favor del PP.

Desde el PNV eludieron pronunciarse acerca de cómo afectará su presencia a la composición del consejo, que podría verse reestructurado en detrimento del PP, que corre el riesgo de quedarse sólo con dos miembros, según informaciones aparecidas en distintos medios.