Actualizado 12/06/2007 17:37 CET

Economía/Energía.- El PP rechaza otra subida de tarifa, que achaca a la OPA, mientras el PSOE la ve "razonable"

MADRID, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del PP en el Congreso, Eduardo Zaplana, manifestó hoy su rechazo al decreto que el Gobierno quiere aprobar para ajustar las tarifas eléctricas a partir del 1 de julio ya que supone "una subida acumulada para los consumidores del 7,8%, muy por encima del IPC", mientras que el portavoz del PSOE, Diego López Garrido, recordó que por ahora tan sólo "se ha pedido un informe a la Comisión Nacional de la Energía (CNE)", del que está a la espera, y calificó de "razonable" tratar de "compensar el déficit tarifario".

En opinión del PP, "los españoles están pagando ahora con esta subida la OPA de Endesa y las alegrías e irresponsabilidades del Gobierno". "Lo dijimos en su día", insistió Zaplana en la rueda de prensa posterior a la Junta de Portavoces.

Asimismo, aseguró que este decreto "desmiente clarísimamente" a la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, que en diciembre del 2006 "afirmó que durante este ejercicio "el precio del recibo de la luz no crecería por encima del IPC".

SÓLO ES PROPUESTA.

Por su parte, el portavoz del PSOE, Diego López Garrido, dejó claro en la última rueda de prensa posterior a la Junta de Portavoces que "por el momento hay sólo una petición de informe preceptivo por parte del Gobierno a la Comisión Nacional de la Energía (CNE)", y que se está "a la espera de que el organismo responda a esa solicitud, por lo tanto, no aún no hay un decreto aprobado", según subrayó.

Sin embargo, admitió que es "necesario que se produzca una recuperación del déficit tarifario", que proviene de los tiempos en que el Gobierno 'popular' puso "un límite de subida del 2% a las tarifas eléctricas de forma mecánica sin tener en cuenta los avatares del mercado y la subida del petróleo, entre otras cuestiones".

En todo caso, afirmó que "el incremento del 1,8% al consumidor doméstico es adecuado respecto a la relación entre costes de la energía eléctrica y el pago por parte del consumidor". "Es una propuesta razonable y ponderada, que no tiene que ver con lo que señaló De la Vega, que se refería al año anterior", concluyó López Garrido.