Actualizado 05/07/2022 16:09

Ribera afirma que la bajada de la luz por el tope al gas empezará a notarse en la factura de julio

La vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico del Gobierno de España, Teresa Ribera, interviene en una sesión plenaria, en el Congreso de los Diputados, a 30 de junio de 2022, en Madrid (España).
La vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico del Gobierno de España, Teresa Ribera, interviene en una sesión plenaria, en el Congreso de los Diputados, a 30 de junio de 2022, en Madrid (España). - Jesús Hellín - Europa Press

Confía en que el nuevo gravamen para los 'beneficios caídos del cielo' de las eléctricas esté operativo en enero de 2023

MADRID, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha afirmado que los consumidores empezarán a notar la bajada de la factura de la luz derivada de las medidas adoptadas por el Gobierno, como la reducción de la carga fiscal y el tope al gas para la generación de electricidad, en el recibo de julio.

"El primer recibo que llegará a nuestras casas desde el incremento de la rebaja fiscal y desde la creación del tope del gas será en julio. Estoy hablando de reducción relativa, con lo que hubiera sido en ausencia de estas medidas. En términos absolutos se puede producir una reducción menor para quienes tienen una tarifa PVPC (del mercado regulado) y una reducción más importante para quienes tienen una tarifa en el mercado libre", ha aseverado en una entrevista en Telecinco recogida por Europa Press.

La ministra ha defendido, al igual que hizo recientemente en el Congreso de los Diputados, que de no haberse aplicado las medidas los precios del mercado eléctrico en España hubiesen sido un 15% superiores, al tiempo que ha añadido que si a ello se le suma la reducción del "80% de la fiscalidad y de los costes fijos" la bajada de la factura se sitúa en torno al 30%.

Asimismo, ha insistido en que en España el problema principal es de precio y no de falta de gas o de petróleo, mientras que en otros países del entorno europeo, como Alemania o Francia, tienen un "problema serio de suministro" debido a la situación de "máxima tensión" con motivo de la invasión rusa de Ucrania.

En ese contexto, ha incidido en los recientes problemas de suministro del gasoducto Nord Stream 1 (entre Rusia y Alemania) y ha recordado que el 11 de julio se producirá el próximo cierre temporal del tubo para examinar el estado de las instalaciones.

De hecho, el presidente de la Agencia Federal de Redes Energéticas de Alemania, Klaus Mueller, ha manifestado su sospecha sobre que el próximo cierre temporal puede acabar siendo el prolegómeno de una suspensión completa en represalia por las sanciones internacionales.

Además, ha incidido en el aumento de los precios del gas en los mercados internacionales. De hecho, la cotización del gas natural en el mercado TTF holandés, de referencia para Europa, se sitúa este martes en el entorno de los 170 euros por megavatio hora (MWh), lo que supone volver a niveles cercanos a los máximos registrados el pasado 7 de marzo (dos semanas después de la invasión rusa de ucrania), cuando se alcanzaron los 200 euros/MWh, y multiplicar por más de dos los guarismos de comienzos de junio, que se situaban alrededor de los 80 euros/MWh.

GRAVAMEN A LOS 'WINDFALL PROFITS' DE LAS ELÉCTRICAS

Preguntada acerca de la creación de un gravamen para los 'beneficios caídos del cielo' (o 'windfall profits') de las eléctricas, Ribera ha señalado que el Ministerio de Hacienda está trabajando en una propuesta en coordinación con el área económica del Gobierno y que desde el Ejecutivo se espera que pueda estar operativa "a comienzos de enero de 2023".

"El elemento más importante en el que nos estamos fijando es que se graven los beneficios extraordinarios, por tanto, no algo que se pueda trasladar al consumidor. Se trata de incorporar una pauta justa de reparto de esta crisis, que no se traslade al consumidor y que no sean los mismos de siempre los que tengan que acabar sufragando estos costes tan extraordinarios", ha aseverado.

En ese sentido, el objetivo del Ejecutivo es agilizar el procedimiento de aprobación del gravamen en el Congreso a través de los grupos parlamentarios de la coalición de Gobierno.