Administradores concursales cargan contra los últimos cambios legislativos en el sector

Publicado 20/08/2015 10:53:23CET

MADRID, 20 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Profesional de Administradores Concursales en España (ASPAC) ha advertido este jueves de que la Ley de segunda oportunidad, la Ley 9/2015, de 25 de mayo, de medidas urgentes en materia concursal y la Ley 17/2014, de 30 de septiembre, por la que se adoptan medidas urgentes en materia de refinanciación y reestructuración de deuda empresarial "ponen en peligro la profesión" y supondrán "una caída en la calidad de los servicios prestados por la administración concursal".

Desde su punto de vista, el desarrollo de estas normativas, así como la propuesta de Desarrollo Reglamentario del Estatuto de los Administradores Concursales, en fase de elaboración, "alejan" a España del entorno comunitario en materia concursal, "caminando hacia un sistema desprofesionalizado y no especializado de consecuencias muy negativas para los acreedores y la economía del país".

Así, la asociación ha explicado que para los administradores concursales españoles, las recientes modificaciones legislativas "supondrán la desaparición de la administración concursal profesionalizada y especializada" y la convertirán en una actividad residual.

Asimismo, entiende que los cambios legislativos propiciarán "un menor control del concursado" en perjuicio de los acreedores, una menor independencia de la administración concursal respecto los intervinientes en el concurso y peores soluciones empresariales por falta de especialistas que se dediquen en exclusiva a la insolvencia.

PROPUESTAS PARA EL LEGISLADOR

Por ello, ASPAC ha enviado al legislador un documento de propuestas y alegaciones en el que reclama una retribución de la administración concursal "justa y proporcionada" al trabajo y responsabilidad exigible, así como la designación de administrador concursal mediante lista consecutiva.

En este último punto, la asociación ha señalado que mediante las reformas establecidas, cualquier titulado que acredite formación jurídica o económica y apruebe un examen según el borrador de desarrollo reglamentario del Estatuto podrá ser administrador concursal.

"Este sistema de acceso puede dar lugar a un número excesivo de administradores concursales para tramitar los concursos declarados, de modo que los seleccionados, además de dedicarse a la insolvencia, tendrán que desempeñar otras actividades propias de los abogados, economistas, ingenieros u otros titulados para poder obtener una renta suficiente que garantice su sustento económico", ha advertido.

La asociación también ha lamentado que las reformas legislativas recientemente incorporadas "supondrán una caída en la calidad de los servicios prestados por la administración concursal", debido a que propiciarán la "desprofesionalización de la actividad". Además, alertan de que el sistema elegido propiciará la desaparición de las incipientes asociaciones profesionales de la insolvencia.