Publicado 18/07/2022 13:42

La AHE espera que la tendencia alcista de la compraventa de viviendas y de sus precios se "ralentice"

Archivo - Una mujer con un bolígrafo, señala una escritura de compraventa de una hipoteca, a 30 de mayo de 2022, en Madrid (España).
Archivo - Una mujer con un bolígrafo, señala una escritura de compraventa de una hipoteca, a 30 de mayo de 2022, en Madrid (España). - Eduardo Parra - Europa Press - Archivo


MADRID, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Hipotecaria Española (AHE) prevé que la tendencia alcista de compraventa y precios de vivienda se "ralentice a futuro" ante el impacto que la inflación pueda generar sobre las expectativas de consumo e inversión, según se recoge en el boletín sobre la actividad inmobiliaria e hipotecaria en el primer trimestre de la Asociación Hipotecaria Española (AHE).

En concreto, señala que la actividad de compraventa y los precios de la vivienda continuaron mostrando una tendencia alcista en el primer trimestre de 2022 "de forma prácticamente generalizada". Sin embargo, prevé que esta tendencia se ralentice a futuro teniendo en cuenta el impacto que puede generar sobre las expectativas de consumo e inversión el entorno macroeconómico actual, marcado por un ajuste al alza de los costes de financiación debido al fenómeno de la inflación.

Por otro lado, el boletín de la AHE señala que las nuevas originaciones del crédito hipotecario mantuvieron una evolución positiva en el primer trimestre, con un aumento del 15% en el volumen de operaciones.

La asociación espera que esta evolución se mantenga, una vez "superada" la pandemia de Covid-19 y "siempre que la nueva situación en Europa no genere más tensiones", aunque podría producirse una "cierta moderación" de los niveles de actividad inmobiliaria y crediticia ante la progresiva normalización de la política monetaria y la revisión a la baja de las perspectivas económicas.

Asimismo, en términos netos, en los últimos 12 meses, el saldo vivo del crédito a la adquisición de vivienda experimentó un incremento de 6.239 millones de euros, con un aumento del 1,3%, elevándose el saldo hasta los 488.767 millones de euros a marzo de 2022.

"La buena dinámica que mantiene la actividad hipotecaria en las nuevas operaciones se podría estar trasladando a la cartera viva de forma más suave por la propia aceleración de las amortizaciones no programadas", señala la AHE.

El mismo boletín recoge que las hipotecas a tipo fijo mantuvieron su tendencia creciente en el primer trimestre del año y ya representaban el grueso de la nueva financiación, con alrededor del 65% de cuota.

Sin embargo, esta tendencia podría "suavizarse" en el medio plazo, a medida que las entidades vayan adaptando su política de precios al nuevo marco operativo, derivado de la subida de tipos de interés por parte del Banco Central Europeo (BCE), que supondría un "endurecimiento" de la oferta a tipo fijo.

En este sentido, el boletín destaca que la persistencia de la inflación en "niveles elevados" y el impacto económico de la guerra en Ucrania han llevado a los bancos centrales de las principales economías occidentales a ajustar sus políticas monetarias. Por ejemplo, el BCE ha anunciado el fin de sus compras netas de activos para este mes de julio, así como un primer incremento de 25 puntos básicos de sus tipos de interés.

Asimismo, el Euríbor a 12 meses, principal referencia para los préstamos a tipo variable, ya ha descontado desde hace meses el endurecimiento de la política monetaria, de tal manera que en abril alcanzó niveles positivos y en junio escaló hasta el 0,852%, tras anotarse un repunte de más de 50 puntos básicos con respecto al mes anterior y un incremento superior a los 125 puntos básicos con respecto a junio de 2021.

EVOLUCIÓN DEL CRÉDITO A HOGARES Y EMPRESAS

Por otro lado, la AHE señala que el volumen del crédito al sector privado residente mantuvo por cuarto trimestre consecutivo una suave
evolución descendente, con una caída del 0,3% a marzo de 2022.

Dentro del mismo, el crédito al segmento empresarial registró un descenso del 1,5%, mientras que el crédito a los hogares mantuvo un avance interanual del 1,1%.

Las exposiciones dudosas siguieron descendiendo en el primer tramo del año, incidiendo positivamente sobre las ratios de dudosidad. En el crédito residencial, la ratio se situó en el 2,9% en marzo, tras anotarse una mejora de 0,1 puntos porcentuales con respecto a la tasa del 3,0% registrada en los tres trimestres.

Más información