Publicado 20/07/2020 12:06CET

El capital privado vivirá un año de transición en 2020, sin alcanzar cotas de inversión de 2019, según Ascri

Oriol Pinya, vicepresidente de ASCRI y socio fundador de Abac Capital
Oriol Pinya, vicepresidente de ASCRI y socio fundador de Abac Capital - ASCRI - Archivo

El vicepresidente de la patronal, Oriol Pinya, cree que esta crisis va a acelerar los procesos de transición familiar

MADRID, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Capital, Crecimiento e Inversión (Ascri) anticipa que el sector del capital privado y capital riesgo español vivirá un "año de transición" por el Covid-19 y, previsiblemente, no logrará alcanzar el nivel de inversión de 2019, según ha explicado el vicepresidente de la patronal Oriol Pinya, en una entrevista a Europa Press.

"El primer trimestre ha sido francamente activo y el segundo, algo menos, y es que el sector se ha ralentizado algo", ha explicado Pinya, que espera que, en el tercer trimestre, los actores sigan siendo "más prudentes ante la niebla en el entorno macroeconómico".

Por ello, el vicepresidente de la patronal explica que se trata de "un año de transición, porque a no ser que haya un par de operaciones grandes, va a ser un año donde posiblemente estaremos por debajo del año anterior, pero en línea con los resultados de 2017 y 2018".

En el primer semestre, la inversión del capital privado en España se redujo hasta los 1.434 millones de euros, un 67% menos que en el primer semestre de 2019, por la ausencia de 'mega deals', aunque se lograron cerrar 344 operaciones, según las estimaciones de Ascri.

Cabe recordar que en 2019 el sector registró cifras récord por tercer año consecutivo, con unos 8.526,9 millones de euros de inversión en capital privado y riesgo y un crecimiento superior al 40%.

"Vamos a buen ritmo en número de operaciones", ha sostenido el también socio fundador de Abac Capital, que ve "más interesante" mirar el flujo total de operaciones y el 'mid-market', donde el mercado "se ha mantenido dentro de una ralentización lógica".

En cualquier caso, el ejecutivo de Ascri ha confiado en que el 'venture capital' y el 'private equity' sean "parte de la solución para que las compañías vuelvan a tomar la senda de crecimiento".

PIDE CERTIDUMBRE REGULATORIA

Para desempeñar este papel, Ascri ve importante que las autoridades den cierta certidumbre regulatoria. "Hay que tener más visibilidad sobre cuál es el plan de acción y saber qué se va a hacer con los rebrotes, para poder planificar mejor", ha sostenido Pinya.

En este sentido, el experto ha criticado que "poner trabas a la circulación de capitales pone nervisosos a los fondos y cuanto menos trabas haya, mejor". "El capital privado es una muy buena solución en estos sectores que han quedado atrás", ha sostenido.

ECOSISTEMA EMPRENDEDOR

En cuanto al 'private equity', Pinya ha especificado que los sectores "más tocados" por la crisis del Covid-19, a pesar de las ayudas de financiación del Instituto de Crédito Oficial (ICO), también tendrán que reestablecer el balance con la inyección de fondos propios.

El vicepresidente de Ascri ha enfatizado la importancia de los clúster como polo de atracción donde se retroalimenta la actividad de 'venture capital'. "España ya tiene un ecosistema que antes no tenía. El dinero atrae el dinero y el talento atrae al talento", ha asegurado el experto en la entrevista con Europa Press.

RETRASO DE OPERACIONES

Entre los inconvenientes que están retrasando que se lleven a cabo las operaciones de capital privado, el experto subraya las diferencias de valoración a la hora de llevar a cabo un acuerdo ante la incertidumbre económica.

"El comprador ve más riesgo y quiere comprar más barato, mientras que el vendedor quiere que se miren las cuentas del año pasado y no las de este año" al ser un 'shock temporal', ha argumentado.

MÁS "CREATIVIDAD EN LA ESTRUCTURAS"

Como consecuencia, se tarda un poco más en cerrar las operaciones y hay que "ser creativos en la estructura". "Hay herramientas para ponerles un poco de sentido común y ajustar la diferencia", ha explicado Pinya.

Por ejemplo, acordar pagos contingentes en función de los resultados, introducir clásulas de 'earn out' --donde se acuerda que el vendedor recibe, además de un monto fijo, una cantidad variable según el beneficio que dé la empresa-- o incluso determinar cuál ha sido el impacto real del Covid e intentar ajustar un 'Ebitda' sin este efecto.

ACELERAR PROCESOS DE TRANSICIÓN

Pinya cree que la crisis del Covid "va a acelerar los procesos de transición familiar y sucesión, que pueden desembocar en venta parcial o venta total del negocio". Además ha destacado que esta crisis ha enfatizado la necesidad de ganar tamaño y ser compañías grandes y más diversificadas.

"El tamaño importa mucho. El capital privado ha jugado y puede seguir jugando un rol en apoyar a empresarios ambiciosos que ven estratégicamente que pueden crecer en el sector y les interesa buscar un socio para llevar a cabo este proyecto. Lo hemos visto y lo vamos a seguir viendo, ahora más", ha asegurado.