Caser cierra hoy el plazo de presentación de ofertas no vinculantes para entrar en su capital

Publicado 12/09/2019 13:17:33CET
Edificio sede de Caser en Madrid.
Edificio sede de Caser en Madrid.LUIS GARCÍA - Archivo

El proceso de venta está suscitando un "alto interés" en el mercado

MADRID, 12 Sep. (EUROPA PRESS) -

Caser cerrará este mismo jueves el plazo para que los inversores interesados en entrar en su accionariado comuniquen sus ofertas no vinculantes, según confirman varias fuentes conocedoras consultadas por Europa Press, que aseguran que el mercado está mostrando "mucho interés" en el proceso de venta de la aseguradora.

Los inversores interesados recibieron hace unas semanas el cuaderno de venta con las principales cifras de negocio de la entidad y las líneas generales del proceso de venta, abriéndose así el periodo para las ofertas no vinculantes, que finaliza este jueves.

Así, comienza ahora un periodo de reflexión para que el consejo y los accionistas de Caser analicen las propuestas iniciales y realicen una preselección de los inversores interesados, a los que se dará acceso al 'data room' de la compañía.

A partir de entonces, Caser dará el pistoletazo de salida al periodo de ofertas vinculantes. Si bien no hay una fecha determinada y los plazos en este tipo de procesos son flexibles, fuentes cercanas a los dueños de la compañía estiman que este periodo se desarrollará a lo largo del mes de octubre e incluso confían en cerrar la venta este mismo 2019.

MÚTIPLES INVOLUCRADOS CON DISTINTOS INTERESES

La venta de Caser es una operación de especial complejidad debido al elevado número de partes involucradas. Actualmente, su base accionarial está integrada por los bancos surgidos de las antiguas cajas de ahorros, que se dividen en cuatro grupos con diferentes intereses.

El accionista mayoritario es Covéa, que tiene un paquete del 20% y derecho de suscripción preferente, al igual que el resto de accionistas. La aseguradora francesa ha renunciado a lanzar una oferta y ha contratado a Nomura y Garrigues como asesores para desprenderse o reducir su posición.

Por su parte, el grupo más interesado en salir del capital de Caser lo componen Bankia (15%), CaixaBank (11,51%) y Abanca (9,99%), pues heredaron sus participaciones de las cajas que absorbieron en el proceso de consolidación bancaria y no tienen voluntad de permanencia, por lo que han contratado como asesores a Barclays y Clifford Chance con la intención de vender un paquete conjunto del 36,5%, según fuentes cercanas.

Así, estos cuatro accionistas interesados en vender aglutinan el 56,5%. A ellos podrían sumarse Sabadell y BBVA, que cuentan con pequeñas participaciones del 1,79% y del 0,24%, respectivamente. Aunque no dirigen el proceso, podrían adherirse al mismo si consideran que el precio ofrecido es lo suficientemente bueno.

Finalmente, la reordenación accionarial en Caser también compromete a Ibercaja (13,95%), Liberbank (12,22%) y Unicaja (9,99%), tres 'socios industriales' con voluntad de mantenerse en el accionariado.

Según fuentes cercanas a los accionistas, estos tres bancos estarían cómodos manteniendo paquetes cercanos del 10%, pues a mayor participación, la normativa les exige mayor consumo de capital, por lo que no puede descartarse que opten por desprenderse de una pequeña parte de su posición en la aseguradora.

ELEVADO INTERÉS DE LOS POTENCIALES COMPRADORES

Se postulan como compradores de Caser la compañía suiza Helvetia Seguros, la belga Ageas (aseguradora del antiguo Fortis), la holandesa Nationale Nederlanden y los fondos de capital riesgo Cinven y AnaCap, aunque podría haber más inversores interesados.

Aunque a principios de año Mapfre envió una carta a la aseguradora para trasladarle su interés en adquirir una participación mayoritaria, la compañía nunca recibió respuesta, y ya comunicó que esa puerta estaba cerrada, por lo que se encuentra fuera del proceso.

Según las fuentes consultadas por Europa Press, Liberbank, Unicaja e Ibercaja serían más partidarios de vender la entidad a una compañía extranjera que mantenga la estructura de la compañía, potencie su negocio y evite la competencia dentro del mercado español, ya que todos ellos tienen acuerdos de distribución de seguros con Caser.

Serán los accionistas interesados en desprenderse de sus acciones los que decidan a quién vender, aunque hay que tener en cuenta que los socios que permanecen en el capital de la compañía también pueden verse afectados por el precio que se fije, que si no es considerado mínimamente atractivo podría devaluar su participación.

Contador

Para leer más