Publicado 04/09/2018 13:45CET

Dancausa (Bankinter) carga contra el impuesto a las transacciones y dice que afectará a la competitividad

María Dolores Dancausa, consejera delegada de Bankinter
BANKINTER - Archivo

MADRID, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, ha cargado contra la decisión del Gobierno de gravar las transacciones financieras en lugar del impuesto a la banca que había anunciado previamente, alegando que éste también afectará a la competitividad de España frente a otros mercados al incrementarse los costes.

Así lo ha transmitido durante su intervención en la Comisión de investigación del Congreso relativa a la crisis financiera de España y el programa de asistencia financiera, durante la que ha asegurado que el efecto de este impuesto específico es especialmente importante en el panorama del futuro Brexit.

La máxima responsable de Bankinter ha explicado que, una vez que se haga efectiva la salida de Reino Unido de la Unión Europea (UE), la 'city londinense' podría absorber una parte del negocio bursátil en detrimento de los intermediarios financieros nacionales.

Como consecuencia de esto, el coste de capacidad y la propia capacidad de financiación de las empresas españolas sufrirá un aumento de las cargas y se reducirá la rentabilidad del ahorro nacional.

De hecho, Dancausa ha reiterado la carga fiscal que soporta ya el sector de la banca en España, ya que no solamente debe hacer frente al Impuesto de Sociedades, sino también a "muchos otros" que le afectan de forma directa o indirecta: impuesto devengado del IRPF, tasas a nivel municipal, o las contribuciones al Fondo de Garantía de Depósitos y al Fondo Único de Resolución.

La directiva ha precisado que su banco tributa en sociedades con un tipo cercano a la tasa nominal del 30% y ha asegurado que no ha aplicado beneficios fiscales del tipo de los activos fiscales diferidos (DTAs, por sus siglas en inglés) ni está previsto en el futuro.

"Hemos pagado siempre religiosamente", ha aseverado, añadiendo que le parece "injusto" que se trate a todos los bancos por igual, ya que la actuación diferente de otras entidades, que se han aprovechado de los DTAs, perjudica ahora al banco que dirige en un contexto en el que se quiere imponer nuevos gravámenes.