9 de abril de 2020
 
Publicado 11/03/2019 15:19:00 +01:00CET

El exauditor interno de Bankia asegura que su equipo puso todos los medios necesarios para auditar las cuentas

Economía.- El auditor interno de Bankia asegura que su equipo puso todos los med
EUROPA PRESS

MADRID, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

El exdirector de auditoría interna de Bankia, Miguel Ángel Soria Navarro, ha asegurado que puso "todos los medios" para que se realizase el trabajo de auditoría interna de Bankia, cuyas cuentas de 2011 se enviaron a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) sin el correspondiente informe de auditoría externa.

"Como auditor interno, puse todos los medios y creo que nada más pude hacer en ese sentido", ha defendido Soria durante el juicio por la salida a Bolsa de Bankia en julio de 2011 que se celebra en la Audiencia Nacional de San Fernando (Madrid).

Soria, que ha negado que tuviese alguna participación en el SIP que dio lugar a Bankia o en el posterior proceso de salida a Bolsa (cuyo folleto no revisó), ha indicado que la misión de auditoría interna era empujar a que se entregase la documentación al auditor externo, que se cumplió y la documentación "quedó entregada", como probarían algunos emails.

Además, ha reconocido que en la información facilitada podría haber diferencias contables en el ámbito de las tasaciones, lo que en cualquier caso no es competencia del auditor interno, ha defendido.

Una vez que el Banco de España aprobó el plan de capitalización y saneamiento de la entidad, Soria recibió los borradores de los informes de auditoría y entendió que desde auditoría interna "ya no había mucho que hacer", aunque siguió pendiente del proceso y de la recepción de los informes definitivos.

"La realidad es que no llegó el informe de auditoría en la fecha del 30 de abril, desde la secretaría general se decidió enviar las cuentas a la CNMV y a partir de ahí vinieron días frenéticos de estrés", ha relatado Soria, quien desconoce los motivos por los que no se presentó el informe de auditoría externa.

Con la llegada de José Ignacio Goirigolzarri a la presidencia del grupo, se le comunicó que el nuevo equipo directivo deseaba prescindir de sus servicios, a pesar de tenerle por "un buen profesional".

"Cobré la indemnización porque fue despido improcedente, y no hubo ningún reproche hacia el trabajo de función de auditoría interna, ni tampoco de mis equipos, que actuaron poniendo los medios oportunos y de forma diligente en la realización del trabajo", ha asegurado.

Para leer más