Actualizado 20/11/2015 18:22 CET

S&P devuelve la 'triple A' a Países Bajos

LONDRES, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

La agencia de calificación crediticia Standard & Poor's (S&P) ha elevado en un peldaño la nota de solvencia a largo plazo de la deuda soberana de Países Bajos, que pasa así de 'AA+' a 'AAA' con perspectiva 'estable', debido a una recuperación de la economía holandesa "más fuerte" de lo que esperaba, según informa en un comunicado.

De esta manera, S&P ha devuelto a Países Bajos la máxima calificación otorgada, que perdió hace dos años como consecuencia del debilitamiento de las perspectivas económicas del país tras el pinchazo de la burbuja inmobiliaria holandesa.

"La subida refleja nuestra opinión del fortalecimiento de la recuperación económica de Países Bajos, con un fuerte crecimiento de la demanda doméstica como consecuencia del incremento del ingreso real disponible, el empleo y la actividad inversora", explica.

La agencia de calificación apunta que tras crecer un 1% en 2014, el PIB holandés crecerá algo menos de un 2% anual en el periodo comprendido entre 2015 y 2018, cifra superior a lo que preveía hace un año. En concreto, anticipa un crecimiento del 1,9% este año, del 2,2% para 2016 y del 1,8% tanto para 2017 como para 2018.

Asimismo, considera que este recuperación de la economía holandesa seguirá apoyado la fuerte posición externa del país, a pesar de los riesgos que están emergiendo en torno al crecimiento económico global.

Además, incide en la economía de Países Bajos es "rica, diversificada, abierta y competitiva", como refleja su elevado ingreso per capita, su posición neta de activos externos, su elevado y recurrente superávit por cuenta corriente y el largo historial de políticas macroeconómicas "prudentes y flexibles".

Respecto a la perspectiva 'estable', indica que la economía del país continuará creciendo, a la vez que mantiene una fuerte posición externa y una mejora de sus datos presupuestarios. Además, añade que, a pesar del fragmentado escenario político, las medidas a adoptar seguirán siendo prudentes y garantizarán la previsibilidad de sus respuestas a futuras crisis.

Pese a ello, avisa de que podría rebaja el rating si, al contrario de lo que espera, las perspectivas de crecimiento se debilitan significativamente o su posición presupuestaria o exterior se deteriora de forma inesperada.

Para leer más