Publicado 08/10/2018 15:48CET

El Tribunal de Cuentas de la UE pide auditar el futuro Fondo Monetario Europeo

BRUSELAS, 8 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal de Cuentas de la Unión Europea (ECA, por sus siglas en inglés) ha reclamado una mandado claro y formal para asumir la auditoría externa del futuro Fondo Monetario Europeo y que la función de control parlamentario se base en su evaluación en una opinión publicada este lunes.

El órgano que fiscaliza el presupuesto europeo ha valorado como "un paso en la buena dirección" que la propuesta de la Comisión Europea para transformar el actual fondo de rescate europeo creado en 2012 para asistir a países de la eurozona en situación de crisis financiera --el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) cuya naturaleza es intergubernamental-- en un Fondo Monetario Europeo en "un órgano de la UE".

"Pero existe cierta ambigüedad respecto a los roles y mandatos de los diferentes auditores implicados y ciertas deficiencias en la cadena de rendición de cuentas y de audición que necesitan abordarse", alerta en su opinión.

El Tribunal de Cuentas europeo no tiene ningún derecho en la actualidad para fiscalizar el MEDE, pero considera que "hay áreas en las que el ECA podría tener un rol en su auditoría y en el marco de rendición de cuentas" si los Estados miembro se lo piden y le encomiendan dicha tarea, algo que ve posible "incluso si el MEDE retiene su carácter intergubernamental" en el futuro.

De cara a facilitar su eventual incorporación en el marco de la UE, el tribunal fiscalizador europeo considera que el MEDE podría conferirle un mandato para realizar "determinados aspectos de la auditoría externa del MEDE, tales como el rendimiento o el trabajo de auditoría sobre cumplimiento".

"El MEDE no hace rendición de cuentas formal ni ante el Parlamento Europeo ni los parlamentos nacionales", afea en su opinión el ECA, que recuerda que el fondo de rescate europeo rinde cuentas "esencialmente" ante su propia Junta de Gobernadores únicamente y ha propuesto que la Eurocámara asuma una función de supervisión del fondo en base a una opinión de auditoría externa suya.

A fin de evitar una duplicación "costosa" en el caso del futuro Fondo Monetario Europeo, el ECA pide clarificar "su posición" como su auditor externo y precisar que la labor de las empresas de auditoría privadas será meramente "complementaria".

"Debería evitarse una multiplicidad de mandatos de auditori*a para reducir el riesgo de opiniones contradictorias, duplicaciones o solapamientos", ha recalcado el responsable de la opinión y miembro del Tribunal de Cuentas de la UE, Alex Brenninkmeijer, después de que la Comisión haya propuesto que tanto el tribunal de Cuentas europeo, auditores privados y el propio Comité de Auditores del Fondo auditen la regularidad financiera, la conformidad, el desempeño y la gestión de riesgos en relación a la actuación del Fondo.

El órgano de fiscalización europeo también pide poner en marcha un marco formal y claro para examinar los informes de auditoría de cara a la aprobación de la gestión para "reforzar" la rendición de cuentas y el control público del Fondo Monetario Europeo.

CRITICA LA AUDITORÍA "LIMITADA" ACTUAL DEL MEDE.

En su opinión, también afea que la auditoría y la evaluación del funcionamiento del MEDE es "limitado" en la actualidad y que la información sobre los resultados de las auditorías de la Junta de Gobernadores es "muy limitada".

Asimismo, considera que el mandato de los miembros de la Junta de Auditores del MEDE, que son externos y no proceden del seno de la institución, debe alargarse o permitir un segundo mandato. En la actualidad es de tres años, no prorrogables, lo que en su opinión dificulta la "continuidad del trabajo".

Para leer más