Actualizado 14/03/2014 20:05 CET

Lagares dice que han presentado una reforma "profunda, amplia y completa" que mantiene la recaudación

Catedrático De Hacienda Pública, Manuel Lagares
EUROPA PRESS

Los expertos apuestan por una reforma en dos fases que primero reduzca la imposición directa y después se traduzca en una devaluación fiscal

MADRID, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la comisión de expertos que ha analizado la reforma fiscal, Manuel Lagares, ha asegurado que han presentado una propuesta "profunda, amplia y completa" que mantiene la recaudación y que garantiza un sistema fiscal "más progresivo".

En la rueda de prensa en la que Lagares ha presentado la propuesta, ha asegurado que con un cambio de este tipo los contribuyentes que actualmente pagan impuestos pagarían algo menos de lo que pagan actualmente.

Según Lagares, el mandato que les dio el Gobierno era proponer un sistema fiscal más sencillo, suficiente, que recaudara lo necesario para reducir el déficit, que generara crecimiento y protegiera el desarrollo social.

A partir de estas premisas, los expertos han planteado una reforma que se basa en dos grandes bloques de medidas que pasan por hacer ahora una reforma fiscal centrada en bajar los impuestos directos y compensar la bajada con cambios en los impuestos indirectos y en una devaluación fiscal posterior que se concretaría en una bajada de las cotizaciones sociales y una subida del IVA.

La primera fase se haría a partir del 1 de enero 2015, mientras que la segunda se haría más adelante y se concretaría en una bajada de cotizaciones de unos tres o cuatro puntos que se compensaría con un incremento de dos puntos de IVA.

En concreto, el informe de los expertos incluye 270 cambios tributarios que se concentran en 125 propuestas orientadas a bajar los impuestos directos, compensar los descensos de recaudación y promover la creación de empleo y generar un sistema más eficiente.

"Es una reforma profunda que se centra en proponer medidas para cambiar todo lo que nos parece que no es adecuado", ha dicho Lagares, tras asegurar que para plantearla han tenido en cuenta las recomendaciones que han hecho otras organizaciones como el Fondo Monetario Internacional (FMI), la Comisión Europea y la OCDE.

La reforma elevaría la actividad y el empleo en un 1,2% a largo plazo. Esta cifra se obtiene al sumar el impacto de la primera fase (0,5%) y el de la segunda fase (0,7%) , aunque el de la segunda fase dependería de la magnitud de la bajada de las cotizaciones.

En concreto, los expertos proponen una rebaja de unos 10.000 millones de euros en la imposición directa, en la que se incluyen IRPF, Sociedades e impuestos patrimoniales, que quedaría compensada con un incremento similar en la imposición indirecta, en la que figuran impuestos como el IVA o los medioambientales.

BAJAR EL MÍNIMO DEL IRPF

En el caso del IRPF, los expertos apuestan por una rebaja del tipo mínimo a entre el 19% y 20%, frente al 24,75% actual, y que el tipo máximo no supere "en ningún caso" el 50% (ahora está en el 52%). Quedarían exentas las rentas inferiores a 12.000 euros anuales. Además, la intención de los expertos es reducir la tarifa del impuesto a un máximo de cuatro tramos.

Según Lagares, el máximo hay que dejarlo por debajo del 50% porque que el Estado se quede con el 50% de lo que se gana es "confiscatorio". Y el mínimo, por su parte, hay que elevarlo hasta los 12.000 euros para que los "mileuristas" no paguen IRPF.

Para las rentas del ahorro, plantean establecer un tipo único, equiparado al tipo mínimo del IRPF, frente a los tres actuales del 21% para las ganancias hasta 6.000 euros, del 25% hasta 18.000 euros y del 27% a partir de esta cifra.

ELIMINAR LA DEDUCCIÓN POR VIVIENDA

Apuestan además por eliminar en 5 o 10 años la deducción por compra de vivienda habitual para quienes la adquirieron antes de la desaparición de esta ventaja fiscal, el 1 de enero de 2013, e imputar como renta la vivienda habitual en propiedad, pero sólo hasta que se apruebe una revisión al alza del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI).

Según Lagares, la propuesta plantea una importante rebaja de este impuesto que va más allá de la subida hecha por el Gobierno en 2011 y que, en teoría, debería dejar el tributo más bajo de lo que estaba. "No es una mera devolución de la subida del IRPF, sino que se cambia la naturaleza del impuesto", ha dicho.

SÓLO UN TIPO DE SOCIEDADES

En el caso del Impuesto de Sociedades, los expertos proponen una reducción de los tipos del tributo desde el 30% actual hasta cerca del 20%, con una posición intermedia situada en torno al 25%.

En paralelo, creen que debería suprimirse el régimen especial de las empresas de reducida dimensión existente hoy, "pues suele tener efectos muy negativos sobre la productividad, dado que supone un desincentivo para el crecimiento de las empresas, lo que les impide beneficiarse de las economías de escala". "Un mismo impuesto para todas las empresas, las grandes y las chicas", ha dicho Lagares.

CAMBIOS EN EL IVA

En el caso del IVA, la comisión de expertos propone la tributación al tipo general de bienes y servicios actualmente incluidos en el tipo reducido, salvo excepciones como la vivienda, servicios turísticos y transporte público. Estos cambios podrían incrementar la recaudación por este impuesto entre 5.000 y 6.000 millones de euros y compensar parte de la pérdida de recaudación de la bajada de tipos y tramos de IRPF y Sociedades.

Según Lagares, el tipo hiperreducido debe mantenerse inalterable porque grava los bienes y servicios de primerísima necesidad, pero en el caso del IVA reducido habría que determinar cuáles podrían pasar al general. El presidente de la Comisión no ha querido decir qué productos deberían moverse y se ha limitado a afirmar que esa tarea corresponde al Gobierno.

Igualmente, proponen diversos cambios en los Impuestos Especiales orientados a elevar la fiscalidad del tabaco y el alcohol e incluso piden al Gobierno que se plantee la creación de un tributo para gravar el vino. En esta misma línea, abogan por una subida en los impuestos al gasóleo, hasta equipararlos con la gasolina.

ELIMINAR PATRIMONIO

Por otro lado, proponen la eliminación definitiva del Impuesto sobre el Patrimonio y la creación de una tributación mínima en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones en todo el territorio nacional.

Además, llaman a considerar el cobro de peaje en carreteras para recaudar hasta 4.900 millones, plantean un régimen especial para atraer inversión extranjera en zonas de turismo residencial, suprimir el impuesto a los depósitos bancarios y redistribuir la carga de las cotizaciones sociales a favor de los empresarios.

DEVALUACIÓN FISCAL EN UNA SEGUNDA FASE

En una segunda fase, los expertos apuestan por llevar a cabo una devaluación fiscal para ganar competitividad e impulsar el crecimiento económico consistente en una bajada de las cotizaciones sociales que pagan las empresas de entre tres y cuatro puntos compensada con la subida del IVA de dos puntos, manteniendo los niveles salariales y los márgenes empresariales.

Asimismo, los expertos consideran deseable plantearse, como objetivo a medio plazo, mover los bienes y servicios sometidos a los tipos reducidos y superreducidos hacia el tipo general, pero considera que el incremento de los tipos superreducidos, aplicables a bienes de primera necesidad, no resulta deseable salvo que al mismo tiempo se pudieran articular mecanismos de compensación a través de prestaciones a las rentas más bajas.

Tras presentar las líneas generales de la reforma, Lagares ha asegurado que no sabe cuántas saldrán a la luz y recibirán el visto bueno del Gobierno, aunque se ha mostrado convencido de que la Comisión ha cumplido con su deber proponiendo una reforma "profunda, completa y de acuerdo con las reglas del arte".