24 de febrero de 2020
 

La presión fiscal aumentará en siete décimas hasta 2018 y alcanzará el 34,4% del PIB

Publicado 30/04/2015 22:12:03CET

MADRID, 30 Abr. (EUROPA PRESS) -

La presión fiscal aumentará en siete décimas entre 2014 y 2018, al pasar del 33,7% del PIB al 34,4% al cierre de este periodo, según las proyecciones presupuestarias del Gobierno incluidas en su actualización del Programa de Estabilidad.

Esta presión, equivalente a 356.821 millones de euros, se elevará en una décima este año, hasta el 33,8%, y se mantendrá en este porcentaje en 2016, para elevarse luego hasta el 34,2% en 2017 y hasta el 34,4% en 2018.

El incremento permitirá a su vez elevar en tres décimas el peso de los ingresos sobre el PIB. Si en 2014 estos ingresos equivalieron a 399.733 millones de euros, o al 37,8% del PIB, en 2018 alcanzarán un peso del 38,1%.

El términos porcentuales, tanto los impuestos directos como indirectos registrarán una ligera senda ascendente. Los primeros pasarán a tener un peso del 10% sobre el PIB en 2014 al 10,2% en 2018, mientras que los segundos pasarán del 11,2% al 11,5% al término del periodo.

En el lado de los gastos, el Gobierno prevé una reducción porcentual progresiva en los próximos años, de modo que pasarán de representar el 43,6% del PIB en 2014, o 461.124 millones, al 38,4% en 2018.

Las tres principales partidas de gastos, que son las transferencias sociales (198.636 millones en 2014), las prestaciones sociales (170.806 millones) y las remuneraciones a los asalariados públicos más los consumos intermedios (169.628 millones) irán reduciéndose progresivamente.

La tercera de estas partidas pasará de tener un peso sobre el PIB en 2014 del 16% al 14,1% en 2018, mientras que las transferencias sociales reducirá su porcentaje del 18,8% al 16,9% y las prestaciones sociales lo harán del 16,1% al 14,6%.