Actualizado 11/06/2015 14:46

Banco de España pide fomentar el ahorro privado para complementar las pensiones públicas

Gente mayor
EUROPA PRESS

MADRID, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Banco de España considera "necesario y urgente" fomentar la introducción de mecanismos de ahorro y seguro que ayuden a complementar las pensiones del sistema público, incluyendo incentivos fiscales, después de los cambios introducidos en la reforma de pensiones de 2013.

En su informe anual, la institución que preside Luis María Linde subraya que la reforma de pensiones contrinuirá "de forma decisiva" a suavizar el crecimiento del gasto público en pensiones, asociado al envejecimiento de la población.

De hecho, recuerda que las últimas proyecciones realizadas en el ámbito europeo prevén que el gasto público en pensiones en España se reduzca ocho décimas entre 2013 y 2060, hasta el 11% del PIB, frente al incremento de 3,6 puntos que se habría producido en ausencia de la reforma de pensiones de 2013.

Esta reforma, en vigor desde 2014, establece que la revalorización de las cuantías que cobran los jubilados no se atendrá a la inflación, sino a un nuevo factor de revalorización que tiene en cuenta tanto la evolución del IPC como los ingresos y gastos de la Seguridad Social durante un plazo de once años --cinco previos, el de ejecución y las proyecciones de cinco futuros--, de manera que se eviten caídas o incrementos bruscos por cambios en la coyuntura económica.

Además, el nuevo sistema incorpora un suelo de revalorización del 0,25% y un techo fijado en el IPC más el 0,5%. La idea, según el Gobierno del PP, era garantizar el poder adquisitivo de los pensionistas en el medio plazo y evitar futuras bajadas o congelaciones de las cuantías.

Por otra parte, la reforma de 2013 introduce también el llamado factor de sostenibilidad, por el que a partir del año 2019 la cuantía inicial de la pensión se calculará teniendo en cuenta la esperanza de vida en ese momento, revisándose este dato estadístico una vez en cada lustro para ajustarla.

El Banco de España cree que estas medidas reducirán el alza del gasto público en pensiones y, en todo caso, para evitar "incertidumbres" sobre la cuantía futura de las pensiones, pide que este nuevo sistema se instrumente "con la mayor transparencia posible".

Asimismo, insiste en que "la implantación de estas modificaciones plantea la necesidad de fomentar la introducción de mecanismos de seguro y ahorro que ayuden a complementar en el futuro las pensiones del sistema público de reparto, incluyendo incentivos fiscales".

Más información