Publicado 13/11/2013 15:27:16 +01:00CET

Economía.- (Ampl.) UGT asegura que el IFES está sometido a "todos los controles" y que el sindicato "no le debe nada"

Toni Ferrer y Ramón Górriz
EUROPA PRESS

MADRID, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, ha asegurado este miércoles que los datos del Instituto de Formación y Estudios Sociales (IFES) están registrados en el Protectorado de Fundaciones, son "públicos" y están sometidos "a todos los controles".

Ferrer, en rueda de prensa para presentar junto a CC.OO. su propuesta para actualizar el salario mínimo interprofesional, respondía así al ser preguntado por una información que publica este miércoles el diario 'El Mundo', en la que denuncia que UGT se ha estado financiando con las subvenciones públicas que ha recibido el IFES, instituto creado por Nicolás Redondo hace 27 años para dar formación a trabajadores y desempleados.

El secretario de Acción Sindical de UGT ha subrayado que "lo que se está cuestionando aquí es el derecho de formación de los trabajadores", que se quiere convertir "en un negocio". "A partir de ahí todo lo que afirma 'El Mundo' tiene una orientación ideológica y un interés económico. La UGT no de le debe nada al IFES", ha sentenciado el dirigente sindical, que ha apelado a un comunicado realizado por la organización.

En dicho comunicado, el sindicato asegura que es "rotundamente falso" que UGT se financie con fondos para la formación de los trabajadores. Según concreta, IFES es "una de las entidades de formación para el empleo más reconocidas de España".

Las cifras del sindicato indican que este instituto dispone de 190 centros de formación en toda España, con 664 aulas acreditadas por las distintas administraciones públicas para impartir certificados de profesionalidad, en 120 especialidades distintas.

Entre 2003 y 2012, el IFES ha formado a más de un millón de alumnos, tanto trabajadores ocupados como desempleados. Sólo en 2012, esta cifra ascendió a 72.031 personas, con un total de 6,3 millones de horas de formación.

En 2012, los fondos gestionados por IFES fueron 47,5 millones de euros, de los que 19 millones se destinaron a formación de parados (el 40% del total), 26,3 millones a trabajadores en activo (55,4%) y los 2,2 millones restantes a Acciones Complementarias a la Formación y becas y ayudas a los alumnos (4,6%).

Según informa UGT, de los 47,5 millones, 14,2 millones fueron subvenciones directas de la Administración a IFES, y los restantes 33,3 millones provienen de contratos firmados con otras entidades, principalmente de organismos de UGT que han sido beneficiarios de subvenciones públicas y "siempre" por actividades relacionadas con la formación.

De esos 14,2 millones de euros, el 27% procedían de fondos estatales, el 71,8% de las administraciones autonómicas y el resto, de otras administraciones públicas. De los ingresos por contratos, especialmente con organismos de UGT, el 21,05% proceden de fondos estatales y el 77,58%, de fondos autonómicos.

En cuanto a las empresas Formación 2020 y Localmur, creadas, según el sindicato, para gestionar adecuadamente los recursos que se utilizan en los cursos de formación, UGT señala que todas sus actividades y operaciones están auditadas por una empresa externa que acredita que éstas se realizan a precios de mercado.

Finalmente, el sindicato señala que, en su contabilidad a 31 de diciembre de 2012, IFES recoge una deuda neta a su favor de organismos de UGT de 17 millones de euros, no de 23 millones, puesto que en aquélla se incluyen anticipos entregados por UGT a IFES.

De este importe, 16 millones de euros corresponden a subvenciones para formación de las comunidades autónomas y UGT asegura que cumple con el pago del 100% de las mismas en el momento de la justificación.

Por último, según la información publicada, el Tesorero de UGT, Antonio Retamino, fue la persona designada por el secretario general del sindicato, Cándido Méndez, para gestionar la fundación IFES, pero la organización sostiene que Retamino "ni es, ni ha sido nunca, gerente ni cargo ejecutivo de IFES, sino únicamente secretario de su Patronato".

Ahora bien, señala que el hecho de que en el balance de IFES de 2012 aparezcan cantidades pendientes de pago indica que se trata de cursos que se han ejecutado o se están ejecutando y aún no se han facturado y terminado de pagar. Por ello, señala que "confundir deuda de UGT a favor de IFES con financiación a la UGT es una burda falacia que no se sostiene".