Garamendi reclama la vuelta al Pacto de Toledo porque las pensiones "no son un tema de campaña electoral"

Actualizado 09/10/2019 13:20:56 CET
456022.1.500.286.20191009111316
Vídeo de la noticia

MADRID, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

Especial Desayuno con Garamendi: Noticias, fotos y vídeos

El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi, ha reclamado que se vuelva al Pacto de Toledo para hablar de las pensiones porque considera que no es "un tema de campaña electoral".

Así lo ha señalado durante su participación en 'Los Desayunos Informativos de Europa Press', donde ha dejado claro que "las pensiones no son un tema de un partido ni de otro, ni de un Gobierno ni de la patronal o los sindicatos, sino del Pacto de Toledo".

El presidente de la patronal ha insistido en que los empresarios son partidarios del diálogo social, aunque ha hecho hincapié en que el Pacto de Toledo es "clave" y que las pensiones son uno de "los temas más importantes de este país".

"Las pensiones son un problema de todos que está ahí, es real, y no podemos aplazarlo", ha recordado, tras resaltar que considera "una barbaridad saltarse" el Pacto de Toledo. Desde su punto de vista, en materia de pensiones, se debe estudiar "de verdad" de dónde se viene, dónde se está, qué es lo que se quiere y cómo se puede hacer.

En esta línea, el presidente de la patronal ha afirmado que lo importante es saber cómo se va a hacer la subida de las pensiones y dejar claro si va a suponer más déficit o si va a costar más a las empresas.

"Las cotizaciones sociales están muy por encima de las europeas, por lo que hay que estudiar muy bien la situación", ha añadido, tras señalar que no le parece mal que las pensiones suban con el IPC, pero cree que hay que sentarse a dialogar y estudiarlo.

Respecto al salario mínimo interprofesional (SMI), Garamendi ha recordado que la patronal firmó con los sindicatos el IV Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) en el que se recogía un salario mínimo de convenio de 1.000 euros de cara a 2020. "Sacar el SMI del diálogo social no está bien y creo que el Gobierno se equivocó", ha apostillado.

Garamendi ha afirmado que los empresarios son partidarios del diálogo. "Se nos llena la boca hablando de la España diversa y cuando hablamos de SMI se tiene en cuenta sólo Madrid y Barcelona y no se piensa en Almendralejo. La capacidad de compra en un sitio y en otro es diferente. Un señor de un bar en Extremadura no puede subir un 22% un café", ha explicado.

En esta línea, ha instado a que la subida del SMI se trabaje en los convenios colectivos y en el diálogo social tripartito. No obstante, ha dejado claro que hay que tener en cuenta el dato de productividad, porque "las empresas no van a contratar si alguien no genera un pequeño porcentaje de productividad".

REFORMA LABORAL E IMPUESTOS

Preguntado por la intención del PSOE, contemplada en su programa electoral, de retocar los aspectos centrales de la reforma laboral, Garamendi ha asegurado que "todo es retocable", pero que "habrá que poner encima de la mesa de qué estamos hablando y llegar a acuerdos".

En materia fiscal, Garamendi cree que más que acometer una profunda reforma del sistema, lo que hay que hacer son "quitar cosas". Hay algunos impuestos que no aportan. Prefiero que me cobren más de IRPF que que se castigue a los ahorradores", ha apuntado.

El líder de la CEOE ha reconocido que su organización no comparte muchas de las medidas fiscales de las que están hablando los partidos políticos porque, aunque la presión fiscal en España es inferior a la media europea, no lo es en el caso de la presión fiscal a las empresas, que es mayor, del 30%.

Asimismo, ha afirmado que, en materia impositiva y en alusión a las compañías tecnológicas, no le parece bien que las empresas que actúan correctamente "estén pagando por algunos que se aprovechan de los resquicios de la no legislación y generan una cuota de beneficios que los que generan empleo y pagan los impuestos no tienen".

Contador

Para leer más