Actualizado 15/12/2021 14:46 CET

Garamendi dice que no le afecta la presión sobre la reforma laboral y avisa: "las prisas no son buenas"

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi
El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi - Eduardo Parra - Europa Press

MADRID, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, ha insistido este miércoles en que a él "no le afectan las presiones" para que respalde la reforma laboral que se está negociando en la mesa de diálogo social y ha señalado que, en este momento, "no puede decir ni que sí ni que no".

En declaraciones a los medios a su llegada a la XVIII Edición del Premio Nacional Joven Empresario que entrega la Confederación Española de Jóvenes Empresarios (Ceaje), Garamendi ha explicado que se está trabajando en los textos de la reforma y que, en función de cómo acaben los mismos, la CEOE "hará de una manera o de otra".

"La mesa está abierta (...) No quiero avanzar nada. Nosotros siempre intentamos llegar a un acuerdo, aunque eso no significa que lo consigamos", ha apuntado el dirigente empresarial, que no ha querido entrar en ningún tema de los que se está discutiendo apelando a la "discreción" y a la "lealtad" para con la mesa de negociación.

Sobre el plazo límite del 31 de diciembre que ha marcado el Gobierno para tener publicada la reforma laboral en el Boletín Oficial del Estado (BOE), Garamendi ha señalado que son los tiempos que ha establecido el Ejecutivo y que tiene legitimidad para legislar en caso de que quiera hacerlo.

En todo caso, ha avisado de que "si no se llega" a tiempo, la CEOE "tendrá que decir que no" porque un tema tan complejo como éste no se puede resolver con "prisas".

"Las prisas no son buenas. Vamos a ver hasta dónde llegamos. Si el día 28 no hemos llegado, diremos que no. Pero quedan 13 días. Hay reuniones diarias y eso da mucho de sí", ha afirmado Garamendi, que se ha referido al martes 28 de diciembre como la fecha que parece haber marcado el Ejecutivo como límite para aprobar la reforma.

La patronal ha reunido a primera hora de esta mañana de manera extraordinaria a su Comité Ejecutivo para analizar el estado de las negociaciones sobre la reforma laboral. "Ha sido una reunión informativa, hemos mirado los temas", ha indicado al ser preguntado por esta cita.

El dirigente empresarial ha asegurado que esta reunión "le ha valido para mucho", pues ha podido conocer las opiniones de distintos empresarios y sectores sobre la dirección que tendría que tomar la CEOE en la mesa de negociación. "En los temas laborales una coma lo cambia todo. Tenemos que atender a todos los sectores y empresas y a lo que consideran importante en la negociación", ha subrayado.

"A mí no me afectan las presiones (...) Queda mucho tiempo y vamos a seguir trabajando en ello, pero no puedo decir ni que sí ni que no", ha insistido Garamendi.

La reunión del Comité Ejecutivo de la CEOE se ha producido a apenas dos semanas de que expire el plazo que el Gobierno comprometió con Bruselas para tener lista y publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) la reforma del mercado laboral.

En las últimas semanas Gobierno, sindicatos y empresarios han intensificado las negociaciones, que pasaron de una reunión semanal a dos o a tres por semana, y que ahora podrían producirse todos los días si las agendas de las partes lo permiten.

De momento, esta semana se han reunido ya lunes y martes y hoy mismo están manteniendo un nuevo encuentro. La idea es que esta semana pueda celebrarse una reunión cada día, todo ello con el objetivo que se ha marcado el Gobierno de conseguir un acuerdo antes de que finalice el año.

Para leer más