Valerio traslada a CC.OO. y UGT que el PSOE derogará la reforma de pensiones de 2013 para subirlas con el IPC

Publicado 23/10/2019 14:59:55CET
La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social en funciones, Magdalena Valerio (3i) durante una reunción con más personalidades del Partido Socialista y los secretarios generales de UGT Y CCOO, en la sede del PSOE, en Madrid, a 23 de cotubre de 20
La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social en funciones, Magdalena Valerio (3i) durante una reunción con más personalidades del Partido Socialista y los secretarios generales de UGT Y CCOO, en la sede del PSOE, en Madrid, a 23 de cotubre de 20 - Eduardo Parra - Europa Press

MADRID, 23 Oct. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social en funciones, Magdalena Valerio, se ha comprometido con las organizaciones sindicales CC.OO. y UGT a que el PSOE derogará la reforma de pensiones aprobada en 2013 por el Gobierno de Mariano Rajoy y que, de esta forma, las pensiones recuperarán el IPC real como referencia para su revalorización.

Así lo ha manifestado en declaraciones a los medios de comunicación, a la salida de la reunión mantenido este miércoles con los secretarios generales de CC.OO., Unai Sordo, y UGT, Pepe Álvarez, en la sede del PSOE en la calle Ferraz de Madrid.

La derogación de esta reforma pondría fin al índice de revalorización de las pensiones (IRP), que supedita esta subida a una fórmula por la cual, ante una situación de déficit financiero como el actual, condena su revalorización a un mínimo del 0,25%, y al llamado factor de sostenibilidad, cuya entrada en vigor se encontraba suspendida hasta 2023 y que reducía la cuantía inicial de las pensiones en función del aumento de la esperanza de vida.

"Existe el compromiso de que las pensiones se van a revalorizar según el IPC real y también el compromiso de derogar la reforma de pensiones que aprobó el PP en 2013", ha manifestado. Valerio ha recordado que esa reforma fue aprobada "de manera unilateral, pasando del Pacto de Toledo y del diálogo social", y además recibió un "informe demoledor del Consejo Económico y Social (CES)" sobre sus efectos.

RECUPERAR EL PACTO DE TOLEDO COMO "SEÑA DE IDENTIDAD"

Por ello, ha expresado su deseo de que "el Pacto de Toledo vuelva a ser una de las grandes señas de identidad, y por supuesto la mesa de diálogo social con CC.OO, UGT, CEOE y Cepyme con el Gobierno".

En ese marco, ha incidido la ministra en funciones, deberá abordarse en la próxima legislatura una "reordenación" de los gastos del sistema, para dejar de pagar con cotizaciones determinadas partidas de la Seguridad Social, para ser financiadas vía Presupuestos Generales del Estado, y mejorar los ingresos del sistema.

La ministra de Trabajo en funciones, que ha estado acompañada en la reunión por el responsable de Empleo en la Ejecutiva del PSOE, Toni Ferrer, ha comprometido también que, en caso de que el IPC real supere las previsiones del Gobierno, abonará a principio del ejercicio siguiente a los pensionistas la diferencia computada en todo el año, "la conocida como 'paguilla'".

Preguntada si será posible aprobar esta subida antes de concluir el año, en caso de no haberse constituido aún Gobierno, Valerio ha dicho que "se podría intentar pero habría que ver si jurídica o legalmente se puede hacer un decreto de esta magnitud estando en funciones, pero que estén tranquilos los pensionistas porque la subida de pensiones las cobrarán con efectos a día 1 de enero", ha zanjado.

"DESARROLLAR" LA REFORMA DE ZAPATERO DE 2011

Los sindicatos habían acudido a Ferraz con la intención de lograr este compromiso, dentro de la ronda de reuniones que las organizaciones han abierto antes del inicio de la campaña con las principales organizaciones políticas. Sin embargo, tal y como han señalado, ni PP ni Ciudadanos han respondido aún a esta petición.

Pepe Álvarez, de UGT, ha agradecido a Valerio "la claridad" y "el compromiso programático que hoy han vuelto a ratificar", y ha apostado por, una vez derogada esta reforma, "desarrollar" la reforma de 2011, pactada en el diálogo social, y que permitió la subida de la edad legal de jubilación hasta los 67 años.

Por su parte, Unai Sordo, de CC.OO., ha reclamado que este tipo de medidas "no sea un parcheo permanente todos los años", y que la derogación de 2013 permita recuperar unas subidas garantizadas año a año con el IPC, para después "abordar un debate en profundidad sobre cómo mejorar la estructura de ingresos de la Seguridad Social".

"Esto no va de coyuntura, va de derogación de la reforma de 2013 y recuperar fórmulas de revalorización por la que los pensionistas nunca van a perder poder adquisitivo", ha subrayado el líder de CC.OO.