Publicado 23/06/2020 10:04:38 +02:00CET

La actividad en Francia rebota en junio y se expande por primera vez en cuatro meses, según PMI

Plaza de Trocadero en París
Plaza de Trocadero en París - Philippe Lopez/AFP/dpa - Archivo

PARÍS, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

La actividad del sector privado de Francia ha experimentado en el mes de junio un fuerte rebote y por primera vez en los últimos cuatro meses ofrece síntomas de expansión tras levantarse las restricciones impuestas para frenar la propagación de la pandemia de Covid-19, según refleja la lectura preliminar del índice PMI, que ha subido a 51,3 puntos desde los 32,1 de mayo.

En el caso del sector servicios, el índice PMI ha registrado una fuerte mejoría en junio, alcanzando los 50,3 puntos, frente a los 31,1 del mes anterior, su mejor lectura en cuatro meses, mientras que el dato del sector manufacturero se ha situado en 52,1 puntos desde los 40,6 del mes de mayo, el nivel más elevado en los últimos 21 meses.

"Los últimos datos de PMI sugieren que Francia finalmente está
entrando en un período de recuperación a medida que pasamos el
pico de la crisis del coronavirus", ha señalado Eliot Kerr, economista de IHS Markit.

"Salvo un segundo brote a gran escala, la demanda debería seguir a la actividad en su expansión, a medida que la confianza continúa recuperándose", ha apuntado, subrayando que, dadas las restricciones aún en vigor entre países, este impulso vendrá protagonizado por el mercado doméstico.

Por su parte, el índice PMI compuesto de Alemania también ha ofrecido muestras de un significativo rebote de la actividad en el mes de junio, alcanzando los 45,8 puntos, frente a los 32,3 del mes anterior, su mejor resultado en cuatro meses, pero todavía dentro del terreno correspondiente a la contracción.

El índice del sector servicios de Alemania se ha situado en junio en 50,3 puntos, frente a los 31,1 del mes anterior, mientras que el dato del sector manufacturero ha subido a 44,6 desde 36,6 puntos, su mejor lectura en cuatro y tres meses, respectivamente.

"Aunque el relajamiento de algunas restricciones han tenido un efecto positivo sobre algunas partes de la economía, el índice PMI se mantiene en contracción, lo que demuestra que probablemente será una recuperación prolongada", ha indicado Phil Smith, economista de IHS Markit.

"Las empresas comienzan a sentirse un poco más optimistas sobre el panorama, pero aún así hay preocupaciones por el mercado laboral, después de que el ritmo de la pérdida de empleo en las fábricas apenas se haya reducido en junio".

Contador