Publicado 29/06/2020 12:14:52 +02:00CET

El comisario irlandés anuncia que finalmente no se postulará para la OMC, cargo que también gusta a España

El comisario de Comercio, el irlandés Phil Hogan
El comisario de Comercio, el irlandés Phil Hogan - Christophe Gateau/dpa - Archivo

BRUSELAS, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

El comisario de Comercio, el irlandés Phil Hogan, ha anunciado este lunes que, pese a ser su intención inicial, finalmente no presentará su candidatura para dirigir la Organización Mundial del Comercio (OMC), un cargo que también gusta a España para la ministra de Exteriores, Arancha González Laya y cuya lista de candidatos debe cerrarse el 8 de julio a más tardar.

A principios de mes, Hogan confirmó públicamente que barajaba ser candidato y en una reunión por videoconferencia con los ministros de Exteriores de la UE trasladó a las delegaciones su interés por hacerlo, aunque condicionó este paso a saber antes si los 27 defenderían un candidato común y a que el proceso de selección para el relevo en la OMC fuera rápido.

Sin embargo, ninguna de las dos condiciones parece darse por el momento y Hogan, según ha dicho en un comunicado difundido este lunes, ha considerado que los tiempos serán más largos de lo previsto y debe centrarse en su tarea de comisario, en un periodo clave para la agenda comercial de la UE.

El paso a un lado de Hogan se produce, además, días después de que Irlanda presentara a su actual ministro de Finanzas, el conservador Paschal Donohoe, como candidato formal a presidir el Eurogrupo a partir de julio, una jefatura a la que también aspira España, que ha presentado la candidatura de la vicepresidenta económica, Nadia Calviño.

Hogan, de hecho, había sido apartado por decisión del Ejecutivo de Ursula von der Leyen de parte de su labor como comisario, sobre todo la que le exponía al público. Además, el vicepresidente económico de la Comisión, Valdis Dombrovskis, asumió la tarea de "doble supervisión" para evitar conflicto de interés o malas prácticas de Hogan mientras se solapaba su cargo de comisario con sus aspiraciones de competir por la OMC.

"Esta decisión permitirá a otros candidatos potenciales, incluidos europeos, barajar su candidatura antes de que se cierre el proceso de candidaturas", ha dicho Hogan, quien ha asegurado que la Unión Europea trabajará en cualquier caso de manera constructiva quien ocupe la nueva dirección general de la OMC.

La salida del actual director general de la OMC, Roberto Azevêdo, se consolidará el próximo mes de septiembre, después de que anunciara por sorpresa su dimisión para cesar en el cargo antes de expirar el mandato y dar margen a los miembros a elegir un sustituto antes de encarar la difícil reforma pendiente del órgano internacional.

Entretanto, los Veintisiete llevan semanas tratando de decidir sin éxito si deben consensuar un candidato europeo único para disputar este cargo o evitar este posicionamiento para que cada país decida individualmente.

Las conversaciones, sin embargo, no han dado frutos de momento porque los Estados miembro se dividen entre quienes creen positivo defender un candidato común y quienes abogan por fijarse más en el perfil o intereses comunes que en el origen de los candidatos, lo que para algunos países se traduciría por apoyar a un candidato africano y para otros, girar la vista hacia el norte de América y respaldar a Canadá.

La Unión Europea no está obligada a presentar un perfil único, pero es algo que ha hecho tradicionalmente porque la política comercial es competencia común y entiende que es importante hablar de una sola voz en esta área.

Sin embargo, de cara al relevo al frente de la OMC, varios nombres europeos han salido a la palestra, incluida la ministra española de Exteriores, Arancha González Laya, que ha desarrollado parte de su carrera precisamente en este organismo internacional y de cuyas posibilidades el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, dijo que era un "orgullo" que se pensara en España.

La prensa internacional también se ha hecho eco en los últimos meses de otros posibles candidatos, entre los que han sonado la excomisaria sueca Cecilia Malström, la ministra holandesa Sigrid Kaag, el suizo-egipcio Hamid Mamdouh (ex alto cargo de la OMC), el nigeriano Yonov Frederick Agah, que es uno de los cuatro vicedirectores de la OMC y el beninés Eloi Laourou, embajador de su país ante los organismos de la ONU en Ginebra.

Contador

Para leer más