Economía.- La Oficina Presupuestaria del Congreso alerta de la trayectoria insostenible de la deuda de EEUU

Actualizado: martes, 17 septiembre 2013 15:39


WASHINGTON, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

La deuda pública de EEUU se sitúa actualmente en el 73% del PIB, lo que representa el mayor nivel de endeudamiento del Estado desde la II Guerra Mundial y el doble que en 2007, según señala la Oficina Presupuestaria del Congreso (CBO por sus siglas en inglés), que advierte de que a largo plazo las previsiones de déficit impulsarán la ratio de deuda en una tendencia al alza que no puede sostenerse de manera indefinida.

En este sentido, esta comisión independiente señala que en caso de continuar con las actuales políticas se espera que la deuda pública estadounidense se reduzca levemente en los próximos años, aunque después de esa ligera bajada, los déficit crecientes volverían a impulsar el endeudamiento por encima de su nivel actual.

"La deuda federal alcanzaría el 100% del PIB en 2038, dentro de 25 años, incluso sin tener en cuenta los efectos perjudiciales que el creciente endeudamiento tendría sobre la economía", señala el CBO en un informe, donde advierte de que "la deuda se encontraría en una senda al alza relativa al tamaño de la economía, una tendencia que no podría sostenerse de forma indefinida".

Por otra parte, el CBO apunta que en 2012 logró reducirse el déficit de EEUU hasta el 3,9% del PIB, lo que supone el mejor dato desde 2008 y muy lejos del máximo del 10% alcanzado en 2009, gracias a la gradual recuperación de la economía y el desvanecimiento de los efectos sobre el presupuesto de las medidas aplicadas para reactivar la economía.

En este sentido, la Comisión calcula que, si no se producen cambios en impuestos y gasto público, el déficit podría continuar su trayectoria a la baja en los próximos años y caer hasta el 2% del PIB en 2015, lo que permitiría reducir el endeudamiento público al 68% en 2018.

Sin embargo, el desequilibrio negativo de las cuentas públicas de EEUU volvería a aumentar gradualmente bajo la actual legislación principalmente debido al cada vez mayor coste por intereses y el creciente gasto en programas sociales, como Medicare y Medicaid.