La prima de riesgo de España se dispara tras las palabras de Draghi

Actualizado 02/08/2012 17:46:35 CET
Mario Draghi
Foto: REUTERS/ALEX DOMANSKI

MADRID, 2 Ago. (EUROPA PRESS) -

   La prima de riesgo ofrecida a los inversores por los bonos españoles a diez años superó nuevamente la cota de los 600 puntos básicos, con un interés por encima de 7%, ante la decepción por las palabras del presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi.

   En concreto, el interés exigido al bono español en los mercados secundarios se situaba al cierre del mercado en el 7,213%, con la prima de riesgo en los 601 puntos básicos, después de haber iniciado en los 535 puntos básicos y haber llegado a marcar un mínimo diario de 521,4 puntos básicos.

   De esta manera, la prima de riesgo española volvió a repuntar por encima de los 600 puntos básicos, recuperando el nivel que había perdido el pasado 26 de julio, curiosamente cuando el mismo Draghi expresó en Londres su voluntad de "hacer todo lo posible para proteger el euro, dentro del mandato de la entidad".

   En el caso de los bonos italianos, el diferencial respecto al 'bund' subía hasta los 509,7 puntos básicos, con un rendimiento del 6,332%, tras haber arrancado el día en los 455,3 puntos básicos.

   El presidente del BCE anunció hoy que la institución monetaria podría considerar poner en marcha medidas de política monetaria no convencionales en caso de que fuera necesario y afirmó que "en las próximas semanas" se diseñaría los modos apropiados para estas medidas.

   Sin embargo, incidió en que los gobiernos de la eurozona deben estar dispuestos a poner en marcha los fondos de rescate europeos para intervenir en los mercados de deuda, bajo una "estricta y eficiente" condicionalidad para los gobiernos.

   Draghi incidió en que las primas de riesgo de algunos países de la eurozona estaban en niveles inaceptables y este problema debía ser abordado porque el euro "es irreversible". En su opinión, los gobiernos de la eurozona deben continuar con la consolidación fiscal y las reformas estructurales y estar listos para recurrir al mecanismo de rescate.