Publicado 19/05/2022 14:50

S&P baja la previsión del PIB de España al 4,7% en 2022, el mayor recorte de todos los países que examina

(I-D) El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación digital, Nadia Calviño; y la vicepresidenta Segunda del Gobierno y Ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, en una ses
(I-D) El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación digital, Nadia Calviño; y la vicepresidenta Segunda del Gobierno y Ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, en una ses - Alberto Ortega - Europa Press

MADRID, 19 May. (EUROPA PRESS) -

La agencia de calificación crediticia S&P Global ha aplicado una rebaja generalizada de sus estimaciones de crecimiento del producto interior bruto (PIB) de una serie de países por el alargamiento del conflicto entre Ucrania y Rusia y por el contexto actual de elevada inflación, siendo España el país que ha registrado un mayor recorte en sus perspectivas.

En concreto, la calificadora considera que España crecerá un 4,7% en 2022, lo que supone un recorte de 1,4 puntos porcentuales respecto a sus previsiones anteriores. Si se le suma la rebaja de ocho décimas que la agencia realizó en febrero, las previsiones de crecimiento económico para España este año se han recortado en 2,2 puntos porcentuales.

Las previsiones de S&P suponen que España crecerá un 3,3% en 2023, nueve décimas menos, mientras que las perspectivas para 2024 y 2025 se han mejorado en una décima en ambos casos, hasta el 2,8% y el 2,2%, respectivamente.

"Desde nuestras últimas previsiones a finales de marzo, una serie de variables macroeconómicas se han deteriorado, incluyendo cifras del primer trimestre más débiles en varios países, mayores precios de energía y materias primas, un conflicto entre Rusia y Ucrania más largo de lo esperado, una normalización más rápida de la política monetaria y un crecimiento de China más lento", ha explicado el economista jefe de S&P Global, Paul Gruenwald.

El conjunto de la eurozona crecerá un 2,7% este año, seis décimas menos que la estimación anterior, mientras que el crecimiento para 2024 se ha situado en el 2,2%, cuatro décimas menos.

Respecto al resto de grandes economías del euro, Alemania crecerá un 1,9% (un punto menos); Francia, un 2,7% (cinco décimas menos); e Italia, un 2,8% (tres décimas menos). Respecto a 2023, el crecimiento será del 2,5% (tres décimas menos), 1,8% (dos décimas menos) y del 2% (una décima menos), respectivamente.

Respecto a las previsiones de inflación para este año, S&P considera que será del 7% en 2022, 1,2 puntos más que sus últimas estimaciones, aunque en 2023 pasará a ser del 3,3%, nueve décimas más que lo pronosticado con anterioridad.

La inflación de la zona euro será del 6,4% en 2022 (1,5 puntos más) y retrocederá hasta el 3% en 2023 (ocho décimas más), y hasta el 2,2% en 2024 (tres décimas más).

Más información