Publicado 22/06/2021 09:59

Banco Santander y su apoyo al emprendimiento sostenible

Banco Santander y su apoyo al emprendimiento sostenible
Banco Santander y su apoyo al emprendimiento sostenible - BANCO SANTANDER

   MADRID, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Ya conocemos a los ganadores de 'Santander X Environmental Challenge', la iniciativa que la entidad ha impulsado, en colaboración con Oxentia Foundation, para apoyar a emprendedores comprometidos con el medio ambiente y con ideas innovadoras para construir un futuro más sostenible. Un vehículo de reparto no contaminante y que aspira CO2 y un edulcorante saludable, natural y sostenible desde el punto de vista medioambiental y social son algunos de los proyectos ganadores.

   Este reto global de emprendimiento organizado por Banco Santander y Oxentia Foundation ha premiado un total de seis soluciones, originarias de España, México, Reino Unido y Alemania, que contribuyen a construir un futuro más sostenible, en línea con el objetivo del Santander de acelerar la transición hacia una economía baja en carbono, alcanzar las cero emisiones netas en 2050 y apoyar así su compromiso con los objetivos del Acuerdo de París frente al cambio climático.

   En este sentido, Lara de Mesa, Global Head de Banca Responsable en Banco Santander, que es miembro fundador de la Net Zero Banking Alliance, sostiene que "la transición hacia una economía verde, con un modelo de producción que nos permita reducir emisiones de forma significativa es un reto clave en la era post covid-19. Emprendedores comprometidos con ideas innovadoras son clave en la lucha contra el cambio climático para construir un futuro más sostenible. Nuestro papel como banco responsable es apoyarles y contribuir también por esta vía a dicha transición".

   Con ese propósito nació Santander X Environmental Challenge, que ha premiado con 20.000 euros a cada una de las seis startups ganadoras, que también contarán con mentorías impartidas por los expertos de la red global de Oxentia Foundation.

UN VEHÍCULO QUE ASPIRA CO2

   Scoobic Urban Mobility es una startup española que diseña y fabrica vehículos eléctricos a medida y cuyo premio destinará a desarrollar un filtro que se instala en el techo de sus vehículos atrapando las partículas de CO2, según ha explicado a Europa Press su CEO, Jose María Gómez Márquez.

   Según Gómez, es una especie de "aspiradora" para limpiar el aire del centro de las ciudades que cuenta con un filtro de carbón activo para absorber partículas en suspensión, una tecnología patentada por Scoobic Urban Mobility que aporta un "valor añadido social y para el medioambiente enorme".

   El CEO de Scoobic Urban Mobility ha señalado que la compañía es innovadora principalmente en tres aspectos. En primer lugar, por diseñar y fabricar un vehículo específico para el reparto de última milla, que hasta ahora se ha venido realizando con vehículos adaptados. Estos vehículos, concebidos para que sean customizables a partir de unos elementos comunes, van desde patinetes hasta un pequeño camión, y están pensados para circular y aparcar con facilidad y poder así aumentar el número de entregas por hora.

   Además, disponen de 24 horas de autonomía, ya que cuentan con varias baterías extraíbles, y el servicio postventa, ofrecido por los talleres First Stop de Bridgestone, cuyo equipo técnico ha sido formado por Scoobic Urban Mobility, que también suministra los recambios y garantiza que el vehículo que se estropea esté parado el mínimo tiempo posible.

   Scoobic Urban Mobility cuenta con una flota de 1.000 vehículos en España y se encuentra en plena expansión, a punto de abrir oficinas en París y Roma y con planes de lanzarse al mercado estadounidense este año con una oficina en Boston.

   La idea ha sido premiada en la categoría de Be Sustainable, cuyo objetivo es fomentar la financiación y las inversiones verdes, y comparte galardón con las iniciativas Cogo Connecting Good (Reino Unido), una aplicación que permite a consumidores y empresas visualizar en tiempo real el impacto de su huella de carbono y a su vez indica cómo reducirla; y Climatetrade (España), un marketplace de blockchain que ayuda a las empresas a compensar su huella de carbono comprando créditos de carbono directamente de los desarrolladores de proyectos de mitigación con total transparencia.

"DEMOCRATIZAR" EL CONSUMO DE UN EDULCORANTE SALUDABLE

   Por otro lado, Santander X Environmental Challenge también ha contado con la categoría Be Mindful, que busca crear conciencia sobre la importancia de reducir la huella ambiental. En ella han resultado ganadoras Plastecowood (Reino Unido), que convierte residuos plásticos mixtos en tablas de madera plástica duradera y ecológica; Breeze Technologies (Alemania), que permite a las empresas monitorizar, gestionar y optimizar la calidad del aire en interiores, ciudades y entornos industriales; y Xilanat (México).

   Según ha explicado el CEO y fundador de esta última startup, Javier Larragoiti, a raíz de que a su padre le diagnosticaran diabetes se dio cuenta de la falta de una alternativa al azúcar con el mismo sabor pero sin fomentar la diabetes, la obesidad y las caries.

   Por otro lado, su hermana, que es dentista, le habló del xilitol, de cuánto gustaba tanto a niños como adultos y de sus beneficios, y él pensó que podría ser un sustituto del azúcar si no fuera porque era "sumamente caro", lo que le llevó a buscar la forma de abaratar su producción para lograr su "democratización".

   La fórmula que encontró fue comprar residuos agrícolas a campesinos mexicanos, dando como resultado un proceso de producción sostenible desde el punto de vista medioambiental y social porque, por un lado, se evita la quema de residuos agrícolas que producen emisiones de CO2, y por otro lado se ofrece una fuente extra de ingresos a los campesinos.

   Además, el propósito de Xilinat es cuidar la salud ofreciendo una alternativa al consumo de azúcar, para disminuir las principales enfermedades que produce: diabetes, obesidad y caries.

   Larragoiti ha señalado que el año pasado la producción de Xilinat alcanzó las 4 toneladas y que el objetivo es llegar a las 10 toneladas este año, y ha apuntado que para lograr cada tonelada se emplean 7 toneladas de residuos agrícolas, transformados mediante un proceso de fermentación patentado.

   Pero Santander X Environmental Challenge no es el único reto global de emprendimiento lanzado en los últimos meses por la entidad financiera. Banco Santander, a través de Santander Universidades, y Oxentia Foundation también ha puesto en marcha Santander X Global Challenge | Helping Businesses Prosper, un reto global para startups y scaleups con soluciones innovadoras y escalables para apoyar a las pymes en su transición digital y mejorar su eficiencia. Las startups y scaleups que deseen participar, podrán inscribirse en www.santanderx.com hasta el 24 de junio.

Más información

Europa Press Comunicados Empresas